Alianza Aire lanza la campaña de sensibilización #StopBronquiolitis

La entidad difundirá mensajes e infografías explicando qué es y en qué consiste esta enfermedad provocada por el conocido como 'virus de los bebés'.

La entidad vela por los niños más vulnerables ante las infecciones respiratorias. / Foto: Alianza Aire
La entidad vela por los niños más vulnerables ante las infecciones respiratorias. / Foto: Alianza Aire

Europa Press. Alianza Aire ha lanzado la campaña #StopBronquiolitis en redes sociales con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad, una de las infecciones respiratorias agudas más frecuentes.

Esta campaña que terminará este jueves, 25 de septiembre, difundirá mensajes e infografías explicando qué es la bronquiolitis, cuándo se produce, su impacto, cuáles son sus síntomas, cómo se transmite y cuáles son los hábitos de prevención que están al alcance de todos.

“Esta campaña forma parte de nuestro compromiso con la salud respiratoria de la infancia y, en concreto, con la de los niños y niñas más vulnerables ante las infecciones respiratorias agudas”, ha afirmado la presidenta de Alianza aire, Concepción Gómez Esteban.

El virus respiratorio sincitial (VRS), conocido como el ‘virus de los bebés’, pues afecta en su mayoría a lactantes y a los menores de dos años, es el causante de cerca del 80 por ciento de los casos de bronquiolitis. Además, puede afectar más seriamente a los niños menores de dos años que han nacido prematuramente, con cardiopatías congénitas, con ‘Síndrome de Down’ y con enfermedades pulmonares crónicas.

Por su parte, el descenso de las temperaturas es uno de los factores que favorecen a la dispersión y el contagio de este virus, cuya estación epidémica en España es de octubre a marzo.

Síntomas y recomendaciones. Los síntomas más habituales con los que se presenta la bronquiolitis son similares a los de un catarro común, es decir, tos, exceso de mucosidad, congestión nasal y fiebre baja.

Sin embargo, en los lactantes y en las poblaciones de riesgo, cabe la posibilidad de que tengan tos grave y persistente, así como dificultades para respirar, sibilancias y respiración rápida y agitada, cansancio y fatiga, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida del apetito, frecuencia cardiaca acelerada, tono bajo, adormecimiento y dificultad para conciliar el sueño, así como deshidratación o piel azulada (cianosis).

Por ello, cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, existe un tratamiento farmacológico de uso hospitalario, la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales, que debe ser administrada mensualmente de noviembre a marzo.

Por último, para prevenir el contagio de la bronquiolitis, los expertos recomiendan a los padres y a los cuidadores de los bebés menores de dos años, que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo de acuerdo con la ‘Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad’. Este tipo de medidas consisten en el lavado de manos frecuente así como de los objetos que puedan estar en contacto con el bebé, extremar la limpieza de las superficies donde haya podido estar una persona que padecía la enfermedad, evitar el contacto físico con familiares enfermos utilizar pañuelos desechables, evitar los ambientes cerrados y muy cargados o exponer a los bebés al humo del tabaco.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.