El Body Core, un sistema de entrenamiento que aplica las novedades científicas al ámbito deportivo

El padre de esta 'criatura' es el educador físico Jesús Rivilla, que con la colaboración de Javier Ortiz, Javier Giménez y Raúl Muñoz, ideó esta metodología, muy de moda en la actualidad, y que ha alcanzado una increíble difusión gracias a sus excelentes resultados.

Jesús Rivilla y Javier Ortiz en un curso en Ciudad Real.
Jesús Rivilla y Javier Ortiz en un curso en Ciudad Real.

Ana Rodríguez. Aunque su nombre esté en inglés, el Body Core es una metodología de entrenamiento deportivo ‘made in Spain’, tanto como su creador, el profesor Jesús Rivilla. El Body Core nació hace cuatro años, pero ahora está sonando más que nunca y muchos gimnasios de España forman a sus monitores para que impartan este sistema, que funciona tan bien para perder peso y ganar salud porque se basa en la aplicación de los últimos conocimientos científicos al ámbito deportivo.

Para conocer mejor el Body Core, es necesario indagar en la vida de Jesús Rivilla, para quien está siendo una sorpresa maravillosa la gran aceptación y difusión que su ‘invento’ está alcanzando.

Jesús Rivilla intervino en el documental 'Super Train Me'.
Jesús Rivilla intervino en el documental ‘Super Train Me’.

Jesús Rivilla estudió la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Politécnica de Madrid (Inef), abordando en la misma dos líneas de formación prioritarias: la de alto rendimiento deportivo, centrándose principalmente en el balonmano, y la de preparación física.

En este sentido, el joven siempre había estado vinculado, desde bien pequeño, al balonmano. Con unos 11 años entró en la categoría alevín del equipo de Puertollano (Ciudad Real), su localidad natal, y desde entonces este deporte siempre lo ha acompañado, incluso cuando se trasladó a la capital de España para realizar sus estudios universitarios, Rivilla compatibilizó el equipo con la carrera.

Rivilla y Raúl Muñoz en una formación en Puertollano.
Rivilla y Raúl Muñoz en una formación en Puertollano.

En su último año de estudiante, realizó prácticas formativas como entrenador de balonmano e instructor en gimnasios, aunque desde que entró en la facultad estuvo entrenando a título personal a deportistas. Desde 2001 y durante cuatro temporadas ejerció como segundo entrenador y preparador físico del Club Balonmano Ciudad Real y posteriormente se encargó de la Selección Regional de Castilla La Mancha. También fue entrenador del equipo de Puertollano y en algunas concentraciones de la Selección Española (categoría Promesas) participó como técnico de la Federación.

El equipo de Body Core: Javier Giménez, Raúl Muñoz, Javier Ortiz y Jesús Rivilla
El equipo de Body Core: Javier Giménez, Raúl Muñoz, Javier Ortiz y Jesús Rivilla.

Una vez acabada la carrera, Rivilla tenía claro que deseaba dedicarse a la docencia. Con esta meta realizó el doctorado y en 2009 leyó su tesis que tituló ‘Condición física específica en balonmano’, obteniendo la máxima calificación (Cum Laude). No en vano, tuvo para su estudio un caldo de cultivo incomparable, usando como muestra a la máxima élite, pues casi todos los jugadores con los que trataba eran internacionales.

Con el tiempo, Rivilla logró hacerse un hueco en Inef, primero como profesor asociado y más tarde como titular. Entonces, aunque siguió vinculado al balonmano como preparador, comenzó a investigar sobre otro aspecto de la Educación Física, el entrenamiento. Así nació el Body Core, llamado de esta forma porque sus ejercicios implican siempre al tronco o centro del cuerpo en combinación con alguna extremidad.

Tras año y medio de indagaciones y estudios, Rivilla, con la colaboración de Javier Ortiz, Javier Giménez y Raúl Muñoz, registró hacia finales de 2010 un manual con una metodología y unos ejercicios. En él plasmaba de manera práctica todos los conocimientos científicos que se estaban obteniendo en el ámbito deportivo, haciendo llegar al deportista esa ciencia, potente y útil, con un lenguaje accesible.

Giménez explicando un ejercicio con Ortiz como modelo de ejecución.
Giménez explicando un ejercicio con Ortiz como modelo de ejecución.

“Desde mi posición de profesor podía realizar esa labor de traducir la información que estaba en un lenguaje técnico y casi toda en inglés y presentarla al usuario. Mezclamos las investigaciones más actuales con nuestras experiencias prácticas y de ahí nacieron los ejercicios y la metodología del Body Core”, afirma el experto.

La difusión de este sistema de entrenamiento deportivo tuvo su raíz en las redes sociales, a través del perfil de Fitness Body Core en Facebook comenzó a darse a conocer y obtuvo una rápida y sorprendente aceptación desde sus inicios, naciendo un poco más tarde el canal de Youtube con vídeos ilustrativos.

También han impartido formación en Canarias.
También han impartido formación en Canarias.

En 2011 empezaron a impartir formaciones, “primero con una asistencia razonablemente alta y luego llenábamos las clases”, explica el educador físico, quien añade que “cada vez hay más centros que nos solicitan este entrenamiento y lo que hacemos es formar a sus instructores, de hecho éste es uno de los nuevos servicios que esta temporada vamos a lanzar de manera potente”.

Actualmente, el equipo de Body Core lleva a cabo entrenamientos personales y formaciones a técnicos, que las solicitan tanto para impartir ellos clases a posteriori (obtienen una certificación de instructor) como para estar al día de los conocimientos científicos aplicados al ámbito deportivo. Las clases se ofertan por toda la geografía española, en ciudades como Ciudad Real, Cáceres, Granada, etc. pero sobre todo en Madrid, en colaboración con la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Ortiz y Rivilla en la Selección de Castilla La Mancha de Balonmano.
Ortiz y Rivilla durante su etapa en la Selección de Castilla La Mancha de Balonmano.

“Los técnicos que asisten a las formaciones se llevan grandes sorpresas, -comenta Rivilla- como, por ejemplo, el descubrir que los estiramientos antes de entrenar casi siempre no son adecuados, o que para perder grasa lo más conveniente no es hacer muchos ejercicios de cardio en máquinas”.

En este sentido, Rivilla afirma que no existe una forma de perder grasa localizada, en una parte concreta del cuerpo. De hecho los investigadores dicen que cuando se lleva a cabo un programa de pérdida de grasa, lo más difícil es deshacerse de aquella ubicada en esos puntos donde tu cuerpo acumula más fácilmente. La única solución es hacer un programa para perder grasa en general y, de este modo, habrá una pérdida en el lugar que se ansía.

Giménez impartiendo una clase.
Giménez impartiendo una clase.

El experto pone de relieve que “lo que nos dice la ciencia es que el camino es largo, que los resultados a corto plazo no existen. La naturaleza nos apunta a que necesitamos hacer cambios que se mantengan en el tiempo y con ellos sí que obtendremos resultados duraderos. Los rápidos son espejismos”.

El creador del Body Core atribuye su éxito a sus resultados: “el que esta metodología tenga resultados es algo predecible pues se basa en la ciencia, que previamente ya ha verificado lo que va a suceder. Lo que contamos no son teorías u opiniones, el Body Core tiene una base científica, actúa más en la línea del ámbito sanitario, es una receta de salud que se prescribe, incluso en caso de deportistas de alto nivel”.

El Body Core se basa en estudios científicos.
El Body Core se basa en estudios científicos.

En esta línea cabe destacar que Rivilla emplea la metodología Body Core para preparar al Academia Octavio Vigo, el equipo de balonmano de Vigo, que compite en División de Honor B; y Javier Ortiz hace lo propio para entrenar a Juanjo Fernández Sánchez, jugador profesional de balonmano en el equipo Usam Nîmes de Francia y al campeón de España de kárate, Matías Gómez, entre otros deportistas.

El experto señala que entre sus objetivos para los próximos meses está sacar una aplicación para smartphones con la que los deportistas podrán descargar en su móvil el entrenamiento para realizarlo en su centro deportivo.

Rivilla es profesor en la Universidad de Madrid.
Rivilla es profesor en la Universidad de Madrid.

Finalmente, Jesús Rivilla hace hincapié en que el “Body Core nació con la crisis, se la ha comido y su número de alumnos ha crecido junto a su difusión. La crisis ha sido inversamente proporcional a su crecimiento. Por eso siempre le digo a mis alumnos de la facultad que no se desanimen, que la oportunidad pueden aparecer en cualquier momento”.

Pulseras solidarias. Por otro lado, Rivilla y sus compañeros han vinculado en cierta medida el éxito del Body Core a una causa solidaria, concretamente a unas pulseras que ofertan a través de Internet y cuyos beneficios se destinan íntegramente a ONG y asociaciones sin ánimo de lucro. “Fue una idea conjunta. A todos nos gustan las citas motivadoras y pensamos que sería interesante que la gente llevara siempre consigo esa frase que le anima. Se nos ocurrió plasmarlas en pulseras, algo fácil de adquirir y llevar y donar el dinero”, explica el educador físico.

Las pulseras que promueven llevan frases con mensajes positivos.
Las pulseras que promueven llevan frases con mensajes positivos.

Así abrieron el portal unafraseparacambiarelmundo.com, en el que los usuarios que lo deseen pueden solicitar su pulsera –hay diferentes modelos- con la frase que elijan y escoger además a qué entidad solidaria donará su coste. Luego sólo hay que esperar a que llegue a casa por correo. En los cursos de formación de Body Core también las ofrecen y aseguran que entre los instructores tienen mucha aceptación.

Asimismo, esta temporada el equipo está entablando conversaciones con asociaciones locales concretas para colaborar con ellas y ayudarlas también mediante la venta de pulseras.

One Response to "El Body Core, un sistema de entrenamiento que aplica las novedades científicas al ámbito deportivo"

  1. ALBERTO MOSTAZO GUERRA   octubre 27, 2014 at 7:27 pm

    buenos monitores un gran curso el de bodycore

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.