25º aniversario de ‘Cinema Paradiso’

El reestreno de la cinta de Giuseppe Tornatore un cuarto de siglo después ha sido bien acogida por el público de nuestros días.

Escena de 'Cinema Paradiso'.
Escena de ‘Cinema Paradiso’.

Carlos Fernández / @karlos686. La moda del reestreno en salas comerciales ha llevado a los cines películas como Titanic de James Cameron o Jurassic Park de Steven Spielberg, pero parece que las distribuidoras no se pensaban el ganar dinero con películas que destacan por tener auténtico cine en cada uno de sus fotogramas más allá del mero espectáculo visual de los efectos especiales.

A contracorriente films pensó en celebrar el 25º aniversario de la película Cinema paradiso de Giuseppe Tornatore estrenándola en más de 100 cines de toda España. En principio la película estaba programada para una semana pero, tras un sorprendente éxito en su primera semana, la distribuidora ha aumentado el listado de cines y el número de días para quien quiera descubrirla o rencontrarla. Es interesante comprobar que Cinema Paradiso sigue despertando curiosidad e interés en el público un cuarto de siglo después, que no ha resultado una mala idea o un fracaso como podría haber sucedido, sino que ha sido bien acogida por el público de nuestros días.

Cinema paradiso es la película que más se parece a una relación sentimental con el séptimo arte, no es sólo cine dentro de cine, la vida se abre camino entre las escenas de esta película galardonada con el Oscar a la mejor película extranjera (1990). Como ya haría La invención de Hugo de Martin Scorsese, Tornatore, director cinéfilo (igual que Scorsese) decidió escribir su propia carta de amor al cine y sobre todo al temor de que el cine desaparezca, el cine en pantalla grande, debido a la lucha contra el dvd doméstico o Internet pero el público sigue yendo al cine, sigue estando dispuesto a soñar, a imaginar y a evadirse.

Rencontrarse con esta película es una ocasión única para los que quieran sentir emociones fuertes como alegría o nostalgia. Es el Boyhood (Richard Linklater) de hace un cuarto de siglo, el descubrimiento de la vida, las primeras experiencias de este jovencito niño italiano llamado Toto que vive el comienzo de la vida entre bobinas y proyectores a través del Nuovo Cinema Paradiso. No es sólo una película que mantiene tu sonrisa a lo largo del metraje, es una película hecha para enamorar a aquellos que sienten fascinación por el séptimo arte y o por la vida misma, además de todo esto contiene uno de los mejores finales de la historia del cine, la escena de los besos tachados de cientos de películas por la censura de la época es una de las escenas más emblemáticas e icónicas de la historia.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.