Recuperados en el puerto de Algeciras más de 30 vehículos sustraídos y detenidas 14 personas

Los vehículos recuperados tenían como destino Marruecos, desde donde muchos son distribuidos a distintos países del continente africano.

Vehículos recuperados
Vehículos recuperados.

Redacción. La Policía Nacional ha recuperado 31 vehículos que habían sido sustraídos y ha detenido a 14 personas por ello en los operativos establecidos durante agosto y la primera quincena de septiembre en el puerto de Algeciras (Cádiz).

En el operativo han participado los agentes adscritos al Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos (TIV) de la Sección Udyco, contando con la colaboración de los agentes destinados en la frontera marítima, todos ellos pertenecientes a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Algeciras.

Entre los vehículos recuperados por la Policía Nacional se encuentran ocho de gama muy alta, destacando dos Audi RS5, un Audi R8 y un BMW X-6, “que alcanzan en el mercado un valor superior a los 100.000 euros”. Igualmente se han recuperado vehículos pertenecientes a gamas inferiores, cinco furgonetas y una moto acuática. Estas actuaciones se han llevado a cabo con motivo de la intensificación de controles sobre vehículos y pasajeros en el marco de la Operación Paso del Estrecho, debido al “aumento considerable” del trasiego que se suele producir sobre estas fechas.

Los vehículos recuperados tenían como destino Marruecos, desde donde muchos son distribuidos a distintos países del continente africano. La mayoría de los vehículos intervenidos habían sido sustraídos tanto en España como en otros países de la Unión Europea.

Asimismo, se comprobó como tenían alterados sus elementos identificativos (número de bastidor y las placas de matrícula), y “la pericia” de los funcionarios dedicados a este tipo de investigaciones ha resultado “crucial” para su detección e identificación.

Algunos de los detenidos son integrantes de redes dedicadas al tráfico organizado de vehículos sustraídos, en concreto son los llamados “pasadores”, individuos que se dedican al traslado de dichos vehículos tratando de sortear los controles establecidos en las fronteras. Una vez en el país de destino, estos vehículos son rematriculados, siendo “prácticamente imposible” su recuperación y devolución a su legítimo propietario.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.