La Politécnica de Cartagena lidera un proyecto europeo para crear vehículos no tripulados que detecten derrames de fuel en el mar

Para probar estos aparatos inteligentes de respuesta rápida se realizarán varios simulacro con rodamina en aguas de Croacia y Cartagena.

La Universidad trabaja en la creación de una flota de barcos no tripulados.
La Universidad trabaja en la creación de una flota de submarinos no tripulados.

Europa Press. La Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) lidera un proyecto europeo para crear una flota de vehículos submarinos autónomos para detectar vertidos de petróleo en las profundidades marinas. Robots submarinos de la UPCT y de las universidades de Oporto, Zagreb y Chipre realizan esta semana un simulacro en aguas de Croacia.

El objetivo del proyecto, denominado ‘Underwater Robotics ready for Oil Spills’ (URready4OS), bajo la coordinación del profesor de la UPCT Javier Gilabert, codirector del Laboratorio de Vehículos Submarinos de la Politécnica de Cartagena, cofinanciado por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea, es contar con una flota de vehículos inteligentes de respuesta rápida entrenados ante vertidos de hidrocarburos en las profundidades marinas. “Se trata de estar mejor preparados para catástrofes como la ocurrida en el Golfo de México hace cuatro años”, señala Gilabert.

Los investigadores llevan desde principios de año trabajando en un protocolo de actuación conjunta y lo pondrán en práctica en aguas croatas simulando vertidos en profundidad de rodamina (un tinte inocuo de color rojizo) para testar los sensores de los vehículos submarinos y la capacidad de trabajo y comunicación entre los robots.

Hasta ahora se carecía de una herramienta capaz de detectar el vertido de petróleo en profundidad y determinar sus dimensiones y naturaleza. Con este tipo de vehículos se solventará este problema gracias, entre otros aspectos, a unos sensores instalados en los submarinos”, indica Gilabert, quien añade que la flota también estará compuesta por vehículos no tripulados aéreos y de superficie.

El simulacro servirá también para probar la complementariedad de los distintos vehículos no tripulados a la hora de localizar el foco submarino de derrames de fuel y transmitir la información por debajo del agua a boyas y avionetas que lanzan la información en tiempo real al puesto de mando operativo.

Cartagena será en 2015 el escenario de un nuevo simulacro de detección de vertidos con el que se terminará de poner a punto el protocolo de actuación y la flota de vehículos autónomos de los que dispondrá Europa para reaccionar rápidamente ante posibles catástrofes como las ocurridas en su momento del Exxon Valdés o el Prestige.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.