Miles de personas acompañan a la familia Botín en la catedral de Santander

El funeral del banquero ha sido multitudinario y ha permitido a familiares y paisanos dar el último adiós al presidente del Banco Santander.

Paloma O'Shea agradece con un gesto el cariño de la gente. / Foto: Europa Press
Paloma O’Shea agradece con un gesto el cariño de la gente. / Foto: Europa Press

Europa Press. El mundo de las finanzas, la economía, la política, y otros y variados ámbitos de la sociedad se han dado cita este sábado, 13 de septiembre, en la catedral de Santander para despedir con un funeral a Emilio Botín, un “hombre muy bondadoso”, un “optimista nato” y ejemplo del “espíritu de lucha”, “sacrificio” y “tenacidad”, según ha quedado recogido en la homilía celebrada, pronunciada por el párroco de Santa Lucía, José Olano Ortiz.

En un templo abarrotado, la ceremonia, oficiada por el deán de la catedral, Francisco Sánchez, ha comenzado cuando pasaban unos minutos de la hora acordada, las 16.30 horas, y sólo unos instantes después de la llegada de la viuda, Paloma O’Shea, que ha sido recibida entre aplausos por los ciudadanos y curiosos que allí se concentraban.

Paloma O’Shea, con traje oscuro y gafas de sol, ha respondido apretando sus manos hacia el público que se concentraba en los aledaños de la Catedral en señal de agradecimiento.

Ha llegado más de media hora después que su hija mayor y nueva presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, que ha acudido acompañada de varias de sus hermanas y sobrinos cuando no eran aún las 16.00 horas.

Desde casi una hora antes del funeral muchos ciudadanos ya se agolpaban en la catedral junto a innumerables medios de comunicación, que se entremezclaban con coches oficiales y miembros de seguridad, que han podido asistir a la llegada de multitud de personalidades, como el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que ha acudido en representación del Gobierno de España.

La ceremonia se ha celebrado a iniciativa de la familia Botín, que había solicitado inicialmente que la misa funeral tuviera lugar en la parroquia de Santa Lucía, en Santander, si bien no ha sido posible porque en ella ya había programado para esa hora otro oficio religioso, por lo que finalmente se ha optado por la catedral.

Catedral de Santander, donde se ha celebrado el funeral. / Foto: Europa Press.
Catedral de Santander, donde se ha celebrado el funeral. / Foto: Europa Press.

Durante la ceremonia, han participado de forma activa varios de los nietos de Emilio Botín, como Carmen Ballesteros, hija de Carmen Botín y el golfista Severiano Ballesteros, que ha sido la encargada de una de las lecturas. Otros de ellos, han protagonizado varias de las plegarias.

En la homilía, José Olano, próximo a la familia Botín, ha resaltado las “muchas ganas de vivir” que tenía el banquero, algo por lo que, según ha reconocido, le ha “impactado más” el fallecimiento de un Botín que estaba “lleno de vida”. Además, lo ha descrito como un hombre “creyente” y “profundamente religioso”, una faceta que ha querido sumar a las ya aludidas durante estos días en todos los medios de comunicación.

Este sacerdote -uno de los siete que se encontraban en el altar- lo ha definido también como un hombre que ayudaba y que junto a los suyos formaban una familia “súper unida”. Y ha señalado que estos rasgos de Botín sirvan de “estímulo” para que “pongamos nuestras capacidades al servicio” de la creación de una sociedad “más justa e igualitaria”.

La ceremonia ha sido celebrada en un respetuoso silencio, sólo interrumpido por piezas de Bach, Schubert o Mozart. Al concluir la ceremonia, los asistentes que lo han deseado han podido acudir a dar el pésame a la familia Botín, que los esperaba en una zona entre el altar y los primeros bancos.

Cabe recordar que el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, falleció el pasado 9 de septiembre, a los 79 años, de un infarto en Madrid y fue enterrado este 11 de septiembre en un acto íntimo celebrado en el panteón familiar en la localidad cántabra de Puente San Miguel.

El Rey Felipe VI junto a Ana Patricia Botín. / Foto: Casa Real.
El Rey Felipe VI junto a Ana Patricia Botín. / Foto: Casa Real.

Pésame del rey. El Rey Felipe VI aprovechó su presencia el 12 de septiembre en Santander para trasladarse al Palacete del Promontorio y dar el pésame a la familia de Emilio Botín, a cuyo funeral no ha podido acudir. Allí ofreció sus condolencias a la viuda, Paloma O’Shea y a varios de sus hijos.

Asimismo, Felipe VI ha coincidido este 13 de septiembre en las instalaciones del Centro Especializado de Alto Rendimiento (CEAR) de Vela  ‘Príncipe Felipe’ y la duna de Zaera, donde se desarrolla la actividad del Mundial de Vela, con Ana Patricia Botín.

La presidenta del Banco Santander, acompañada de las autoridades regionales y el delegado del Santander en Cantabria, Carlos Hazas, ha llegado pasadas las 9.30 horas al entorno del renovado dique de Gamazo, donde ha sido recibida por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna. Todos ellos han esperado y acompañado posteriormente al Rey, que tenía previsto reunirse con los deportistas de la categoría Láser y recorrer el entorno de Gamazo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.