La tasa de paro de los españoles con estudios superiores triplica la media de la OCDE

Europa Press. La tasa de paro de los adultos españoles con estudios terciarios (Formación Profesional de grado superior y Universidad) es del 14 por ciento, casi el triple que la media de la OCDE, que es del 5 por ciento, según el informe ‘Panorama de la Educación 2014’ de la OCDE, presentado este martes a nivel mundial, y en el que han participado 44 países.

Aunque el documento indica que la tasas de paro en España son más altas, también advierte de que un título en educación terciaria no reduce el riesgo de desempleo tanto como en otros países de la OCDE (55% en España frente al 63% de media de la OCDE). Esta situación se da también en Estonia, Hungría, Irlanda, República Checa y República Eslovaca.

“Muchos jóvenes en España tratan de tener más estudios para protegerse del desempleo pero estos no les garantizan esta protección”, ha advertido el director de Innovación e Indicadores de Progreso de la OCDE, Dirk Van Damme, que ha presentado los resultados de España en este informe junto con la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio.

La ‘número dos’ de Educación ha indicado sobre este punto que el nivel de desempleo en la educación terciaria es menor tanto en la OCDE (5%) como en la UE-21 (6%) que en España, que es del 14% y, por tanto, “comparativamente, los estudios superiores protegen menos en España que en otros países frente al desempleo”.

“¿Por qué un mayor nivel educativo en nuestro país no ofrece los mismos beneficios ni en términos de empleabilidad ni de ventajas salariales como en otros países?”, se ha preguntado la secretaria de Estado, para inmediatamente responder que “los estudiantes, a medida que superan las etapas educativas, no están consiguiendo un buen nivel de competencias básicas, fundamentales para la empleabilidad”.

Calidad y no cantidad. Según Gomendio, los datos demuestran que la mayoría de los países son “más sensibles” en cuanto al nivel de competencias y destrezas que al nivel de estudios y que el “esfuerzo” económico que desde el año 2000 España ha hecho para incrementar la escolarización en Infantil o el acceso a la Universidad “no se ha traducido en una adquisición de competencias importantes para el nivel salarial y el desempleo”. “Por tanto, la asignatura pendiente es la mejora de la calidad en las aulas”, ha apostillado.

Este documento recuerda las conclusiones del las pruebas PIAAC (conocidas como el ‘PISA de adultos’) que a mayor nivel educativo mejores resultados en comprensión lectora y matemáticas. Sin embargo, en España sólo el 12 por ciento de los estudiantes universitarios están en los niveles de rendimiento más altos de esta prueba, mientras que este porcentaje se eleva al 35% en los Países Bajos y en Finlandia.

El informe indica que a pesar del avance que se ha producido en España en evolución del nivel de formación en la población adulta desde el año 2000 a 2012, existe una diferencia en la formación alcanzada por los adultos de más de un 20% en relación a otros países de la OCDE tanto en Primaria y ESO (45% frente al 24%) como en secundaria postobligatoria (22% frente al 44%).

Los ‘ninis’. Al igual que en el informe del año pasado, la OCDE destaca que uno de cada cuatro jóvenes españoles de entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja (19%), una cifra muy superior al promedio de la OCDE, que es del 6%. Se trata, según Van Damme, de un “problema muy grave” en España, Italia y Turquía, pero que “no va a peor”, y cuya solución, a su juicio, se encuentra en aumentar el atractivo del sistema de Formación Profesional.

Sobre el alto porcentaje de “ninis”, Gomendio ha advertido de que en la actualidad, quienes dejan de estudiar, se enfrentan a una realidad “mucho más dura” de la que se encontraron los que lo hicieron antes de la crisis por un empleo bien remunerado en el sector de la construcción. Ante esta situación, la ‘número dos’ de Educación ha destacado la puesta en marcha este curso de la Formación profesional Básica para “reducir” el 23,6% de la tasa de abandono educativo.

Salario de los profesores. El documento indica que en 2011 España dedicó un 5,5% del PIB a los centros educativos mientras que la media de la OCDE fue del 6,1%. Según ha indicado la secretaria de Estado, la ratio española de alumnos por profesor (9) es menor que la media de la OCDE (13) y el salario de los profesores y el nivel de escolarización es más alto que la media, “sin dar los resultados esperados”.

Sobre la ratio, ha indicado que reducirla por debajo de un determinado umbral no contribuye a la mejora del nivel de conocimientos de los alumnos y, para ello, ha puesto como ejemplo Finlandia y Corea, donde el número de estudiantes en el aula es superior al de España y, sin embargo, sus resultados en PISA son muy superiores.

En cuanto al salario de los profesores, el informe señala que los de Secundaria comienzan su carrera profesional con un sueldo un 26% superior al de los de la UE y la OCDE y al final de su carrera esta diferencia es del 12%. Para Gomendio, “el problema” en España “no es que el salario sea elevado”, sino que los buenos docentes “no tienen incentivos” ligados a los resultados de sus alumnos.

Por su parte, el representante de la OCDE ha indicado que España gasta un “gran porcentaje” en lo salarios de los profesores, que a su juicio, “significa que queda poco dinero para el resto de aspectos que permiten la mejora de la calidad” y puede “poner en peligro” otras iniciativas orientadas a mejorar la educación. “El sueldo de los profesores es un tema muy sensible, no solo en España”, ha apostillado.

Van Damme ha dicho, no obstante, que desde la OCDE no están defendiendo “salarios más bajos”, sino una carrera profesional “atractiva”, que la desempeñen “los mejores profesionales”, a los que también “hay que evaluar.”



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.