La Fundación Josep Carreras invierte en unos laboratorios en el Clínic contra la leucemia

Desde 2011 y en los próximos años, la organización liderada por el tenor destinará en total 14 millones de euros a los edificios y equipamientos de los tres campus.

Luchando contra la leucemia.
Luchando contra la leucemia.

Redacción. La Fundación Josep Carreras contra la leucemia ha invertido más de 2,5 millones de euros en la construcción de las instalaciones y laboratorios del Campus Clínic-UB, inaugurado oficialmente el viernes, 5 de septiembre, y ubicado en las instalaciones del Hospital Clínic y de la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona (UB).

Los proyectos que se llevan a cabo en el Campus Clínic-UB, del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC) y que ya se encuentra en pleno funcionamiento, tienen como objetivo la investigación básica, traslacional y clínica en el ámbito del estudio de las células madre hemopoéticas, normales y leucémicas, y de la terapia celular.

El Campus Clínic-UB forma parte del proyecto descentralizado de lucha de la leucemia, que constituyen también el Campus ICO-Germans Trias i Pujol, en el que la Fundación está construyendo un nuevo edificio y dotando a los laboratorios provisionales de equipamiento, y el Campus Sant Pau, que se encuentra en desarrollo.

Desde 2011 y en los próximos años, la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia destinará en total 14 millones de euros a los edificios y equipamientos de los tres campus.

El tenor Josep Carreras ha asegurado que se llevó una “gran alegría” cuando se supo que uno de los campus del proyecto del IJC se ubicaría en la UB y el Hospital Clínic, y ha agrecido la calidez con la que los han acogido en el centro donde ingresó en su momento como enfermo. También ha remarcado que los laboratorios, coordinados por Álvaro Urbano-Izpisúa y Pablo Menéndez, “vienen a sumar” a lo que se viene haciendo desde el ámbito público.

El Campus Clínic-UB dispone de una planta de 250 metros cuadrados en la Facultad de Medicina, y el IJC lo ha dotado de un laboratorio molecular, un laboratorio de citometría de flujo, una sala de criobiología y ha contribuido al desarrollo del animalario, asegurando su construcción.

De la misma forma, y ante la complejidad de algunos procesos, el IJC ha remodelado algunas instalaciones compartidas de la UB en las áreas de microscopía, proteómica y genómica para asegurar su uso óptimo.

El rector de la UB Dídac Ramírez ha subrayado la puesta en marcha de una “nueva referencia” para la investigación y la lucha contra la leucemia, y ha augurado la gran productividad que tendrá este campus.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.