Investigadores andaluces descubren las claves neuronales para recuperar la conciencia

El proyecto ha estado dirigido a analizar la recuperación funcional de pacientes con un trastorno de conciencia debido a un accidente cerebrovascular o a un traumatismo craneoencefálico.

Miembros del proyecto de investigación.
Miembros del proyecto de investigación. /

Redacción. Una exhaustiva línea de investigación en la que han participado científicos andaluces y americanos ha permitido avanzar un paso más en desentrañar los mecanismos neuronales que permiten la recuperación de los pacientes en estado de mínima conciencia. Se trata de varios estudios realizados por profesionales multidisciplinares de la Universidad de Sevilla, el departamento de Anestesiología y la Unidad de Neurotraumatología de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen del Rocío, el departamento de física de la Universidad de Houston, el Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral Crecer y el departamento de bio-ingeniería de la Universidad de Drexel (Filadelfia).

El trabajo de campo de la investigación se ha realizado en Sevilla y de sus resultados se han hecho eco destacadas revistas científicas, que publicaron sus principales hallazgos en casos de ictus y traumatismos craneoencefálicos.

El proyecto ha estado dirigido a analizar la recuperación funcional de pacientes con un trastorno de conciencia debido a un accidente cerebrovascular o a un traumatismo craneoencefálico. El investigador de Crecer Umberto León Domínguez señala la importancia para la rehabilitación neuropsicológica de “conocer los mecanismos funcionales que subyacen a la integración nerviosa de las redes neuronales que soportan la conciencia”. Estos estudios han permitido arrojar algunas claves sobre el uso correcto de las técnicas de neuroimagen para la rehabilitación de pacientes con daño cerebral.

“Hoy en día, el uso de las técnicas de neuroimagen en la neuro-rehabilitación no se encuentran del todo esclarecido por la falta de estudios sobre el tema. Normalmente las neuroimágenes se utilizan simplemente para el diagnóstico neuropatológico, y nosotros hemos demostrado también otras poderosas utilidades más prácticas y útiles que el diagnóstico, para la recuperación funcional del paciente. No olvidemos que nuestra obligación como terapeutas es devolver al paciente a su entorno familiar y social con la mayor autonomía posible”, señala el joven neurocientífico sevillano.

Las investigaciones demuestran crucialmente que el nivel de conciencia de una persona está determinado por el número de conexiones de la región anterior con la región posterior del cerebro y que en la neurorehabilitación es importante establecer correctamente esas conexiones cerebrales.

José León Carrión, investigador principal del proyecto, recuerda la importancia de tratar a estos pacientes lo antes posible. “En el momento del accidente, el cerebro tiene mecanismo de compensación y se vuelve más plástico, de manera que la rehabilitación tiene unos mayores efectos beneficiosos y rápidos sobre la reconfiguración de las nuevas vías nerviosas que se forman. A medida que pasa el tiempo, el cerebro va volviendo a la normalidad y se reduce su plasticidad; es por ello, que una intervención temprana con el paciente puede ser vital, aunque la rehabilitación siempre es posible, incluso cuando haya pasado mucho tiempo desde el accidente. Pero cuanto antes se trate al paciente, más rápido y efectivos serán los resultados”.

La investigación es el compendio de tres publicaciones que han ido desglosando los resultados que se iban obteniendo: Brain research, Neuropsychology y Neuroimage. Y a nivel científico se han hallado tres conclusiones principales: que para que haya conciencia tiene que haber sincronía cerebral, en el sentido de que la conciencia es una cualidad que emerge de la conexión temporal de distintas redes neuronales que se distribuyen por el cerebro; que la conciencia, a nivel neuronal, es una red que se encarga de distribuir la información neuronal por todo el cerebro; y por último que la corteza prefrontal es una región cerebral básica para la experiencia de conciencia. Tal como indica el doctor León Domínguez, “la clave de la experiencia de conciencia humana tal y como la percibimos es la sincronía cerebral”.

La directora de Crecer, Rosario Domínguez Morales, ha manifestado su satisfacción por los resultados obtenidos por el estudio y por la experiencia multidisciplinar que se ha realizado. “Estos trabajos han consolidado a Sevilla y a nuestro centro en el mapa internacional de la rehabilitación del daño cerebral”, declara.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.