La Policía reduce a 12 los sospechosos de ser el pederasta de Madrid

Descartan que tenga una preparación especial para burlar la acción policial y que fuese consumidor de pornografía de menores en Internet.

El secuestrador invitó a la joven a que subiera a su coche. / Foto: www.arpem.com
El secuestrador invitó a la joven a que subiera a su coche. / Foto: www.arpem.com

Europa Press. Los investigadores de la Policía Nacional a cargo del caso del pederasta de Madrid han acotado en los últimos días el foco en torno a una docena de perfiles que consideran sospechosos de poder ser el que actualmente es el enemigo público número uno de las autoridades, han informado fuentes conocedoras de la investigación.

Esas mismas fuentes han precisado que, pese a que se centran en estos 12 sospechosos, todas las hipótesis siguen abiertas y no se puede descartar ninguna posibilidad. Incluso los investigadores no dan por seguro que tan sólo se trate de un pederasta y algunas hipótesis apuntan a que podrían ser al menos dos.

Entre las labores que desarrolla la Policía Nacional para este caso se encuentra la de atender las posibles pistas que aporten los ciudadanos y, por ello, se ha creado un equipo específico dedicado exclusivamente a verificar las aportaciones procedentes de la colaboración ciudadana.

En caso de descartar una pista o una alerta de un ciudadano, los funcionarios de este equipo de refuerzo extraordinario deben realizar un expediente y motivar por escrito las razones por las que no dan credibilidad al dato.

Los policías dedicados a investigar este caso sí que ven poco probable que la persona que buscan fuese previamente un pedófilo, es decir, una persona que haya pasado de consumir pornografía infantil en la red a cometer directamente abusos sexuales sobre una víctima.

Perfil del pederasta. Entre los pedófilos investigados por la Jefatura Superior de Policía de Madrid en los últimos cinco años no hay ni uno solo que pasase a cometer abusos sexuales, precisan las fuentes consultadas.

Sobre el perfil del sospechoso, los investigadores descartan que tenga algún tipo de conocimiento especial o mayor preparación para evadir la acción policial y creen que su actuación se enmarca en los comportamientos habituales de este tipo de delincuentes, es decir, que actúa para satisfacer sus impulsos y aprovechando la ocasión. No busca protagonismo y lleva una vida aparentemente normal, lo que dificulta la labor policial, añaden estas fuentes.

En lo que también existe unanimidad entre los expertos policiales que trabajan sobre el caso es que las víctimas de la persona o personas que buscan siguen un mismo patrón físico. Asimismo descartan que el inicio del curso escolar pueda influir en su comportamiento ya que hasta ahora todos sus crímenes los ha cometido sobre menores que se encontraban solas.

En cualquier caso, el Departamento que dirige Ignacio Cosidó, se marcó como objetivo para la presente legislatura poner en marcha un plan para combatir este tipo de actividades criminales que consistirá en ahondar en la formación de padres y educadores y extremar la vigilancia junto con la Policía Municipal en colegios, lugares de ocio.

También se pretende que en todas las comisarías de Policía de España se despliegue un protocolo específico y personalizado siempre que una mujer o un menor de edad acuda a interponer una denuncia por un caso de abusos sexuales.

350.000 pistas investigadas. La Policía Nacional ha destinado todo tipo de apoyo, tanto técnico como humano, en esta investigación en la que se han llegado a investigar 350.000 pistas. Desde la Dirección General de la Policía se ha puesto a disposición de la Jefatura Superior de Madrid todo lo necesario para el esclarecimiento de este caso.

Por su parte, los funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid han renunciado a sus vacaciones para seguir con la investigación.

Las fuentes consultadas informan de que, a raíz de los trabajos puestos en marcha por este caso concreto, ha sido posible la detención de al menos dos agresores sexuales (sin relación con el caso investigado) y varias personas acusadas de realizar exhibicionismo.

Tranquilidad. Por otro lado, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha afirmado que están trabajando para capturar al pederasta de Ciudad Lineal y ha enviado a los ciudadanos un “mensaje de tranquilidad dentro de la intranquilidad que supone tener a un delincuente de estas características”.

Cosidó ha rechazado ofrecer información sobre la investigación porque a su juicio es “muy contraproducente”, ya que podría perjudicar a la propia investigación, así como sobre el dispositivo puesto en marcha para la búsqueda del pedófilo, “que precisamente una de las claves de su éxito es que sea un dispositivo eficaz pero no público”.

“Lo que quiero es transmitir un mensaje de que la Policía está trabajando, un mensaje de tranquilidad dentro de la intranquilidad que supone tener a un delincuente de estas características y espero que pronto podamos dar algún tipo de novedad“, ha declarado.

Preguntado por las filtraciones que se han producido respecto al caso, ha advertido de que si se demuestra que un funcionario ha hecho una filtración de “una información que pueda ser sensible y perjudique el resultado de una investigación”, se tomarán las “medidas disciplinarias que sean pertinentes”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.