Comedias románticas: ¿autoayuda insana o diversión?

Las comedias románticas son como los medicamentos, hay que consultar antes de tomarlos.

'Descalzos por el parque'.
‘Descalzos por el parque’.

Carlos Fernández / karlos686. Si estás pasando una crisis sentimental querrás evitar El diario de Noa, Desayuno con diamantes o Notting Hill y no es para menos… las comedias románticas son como los medicamentos, hay que consultar antes de tomarlos. ¿Son sanas o razonables las ideas que este cine introduce en muchos espectadores de hombres y mujeres perfectos que aparecen traicionados por un mundo injusto, el real? ¿Nos damos cuenta de que el bien y el mal viven con nosotros y que las películas son la fantasía y no nuestra vida? ¿Está bien que se comercialice con películas que inducen a los adolescentes a creer que lo que les ocurre es monstruosamente melodramático o únicamente les dicen lo que quieren oír? Fuere como fuere, hay un género que se parece más a la publicidad irresponsable y que da más miedo que una cinta de terror, sí, las inocentes e intachables comedias románticas.

'Pretty woman'.
‘Pretty woman’.

Estas películas juegan en un terreno peliagudo, el sentimental, un campo en el que el cine sabe meter goles si se lo propone pero no sabemos cómo es el campo donde juegan el partido los realizadores de estas películas con tanto éxito. Hay dignos ejemplos de comedias románticas como Cuando Harry encontró a Sally, Descalzos por el parque o El diario de Bridget Jones que juegan su papel sin ser irresponsables, con amor, amor con “las tres d”: divertido, doloroso y duradero (ya llegaremos al “…y vivieron felices y comieron perdices”). Y es que el amor es así de inocente, desinteresado y doloroso pero ¿por qué algunas películas de este género tienen un nivel de fantasía que resulta tan agradable como irreal? Y si el cine es fantasía, son sólo películas, igual que no se puede decir que prohiban las cintas de miedo porque es irresponsable pegar sustos, no vamos a dejar de ver comedias romanticonas pero… ¿y si el terreno en el que juegan algunas de estas comedias es menos inocente de lo que parece?

Muestran personajes extraordinarios en su mayoría, con grandes aptitudes, que son sometidos a la humillación para conseguir ser amados, que no amar, y a un amor que siempre triunfa al final. ¿Nos agrada de verdad ver esto? ¿Nos agrada ver seres perfectos? “Al cine no vamos a ver realidad, queremos ficción”. ¿Qué ficción?, si el cine va a ofrecerme esa clase de ficción prefiero no ver ese cine, las premisas que venden estas películas (con toda la razón) es que la vida puede ser mejor y más divertida y que el amor puede llegar, cierto es, ahora, esto no quita la otra cara de la moneda, una cara que introduce ideas subconscientes en nuestra cabeza en busca del amor insano, un amor “de película”, es decir un amor irreal y del que probablemente todos nos aburriríamos mucho en esta nuestra vida real, y qué decir de la exigencia física que requieren estos personajes para gustarse. Enrollan a Julia Roberts con Richard Gere, ¿casualidad? ¿Nos volveremos superficiales?

'El diario de Bridget Jones'.
‘El diario de Bridget Jones’.

El cine, como la televisión, lo queramos o no, forma parte de nuestra vida y, por desgracia, lo que más nos llega no son las historias de amor más románticas como son Orgullo y prejuicio o la magnífica Los puentes de Madison, nos llegan comedias absurdas todos los fines de semana que inundan nuestra cabeza de amor insano, idiota y que por supuesto, no muestran nada de lo que es amor realmente. Por tanto, el cine romántico es verdad y es cine mientras que las comedias románticas, por su grado insospechado de superficialidad al que están llegando y esas ganas de caer bien, son mentira, nos dicen mentiras que queremos oír. Ya ha llegado a un punto en el que muchas personas toman como referentes comedias románticas para ligar, ¿no queremos vivir nuestras propias experiencias? ¿Debemos basar el guión de nuestra vida sentimental en un guión cinematográfico? El amor puede ser cómico y todo lo contrario también, pero nunca tan perfecto como una comedia romántica.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.