Aumenta el voluntariado en más de la mitad de las universidades españolas

Este estudio, realizado por la Fundación Mutua Madrileña, surge con motivo de la convocatoria de los II Premios al Voluntariado Universitario, que buscan potenciar y subrayar el espíritu solidario de los jóvenes.

Voluntariado Universitario.
Voluntariado Universitario. / http://www.euroinnova.edu.es

Redacción. El 55% de los responsables de departamentos de Acción Social y Voluntariado de las universidades españolas reconoce que la crisis ha sido motivo principal en el incremento del número de estudiantes que en la actualidad participan en actividades de voluntariado, según recoge el avance del Estudio Anual de la Fundación Mutua Madrileña con motivo de sus II Premios al Voluntariado Universitario.

De esta forma, este informe, que se publicará íntegramente en septiembre, revela que los responsables de las universidades encuestadas (60 centros públicos y privados de toda España) aseguran que los estudiantes se encuentran “más concienciados y motivados” a colaborar debido al contexto económico actual, motivo que hace que se impliquen más en proyectos de solidaridad.

El estudio pone de manifiesto que el hecho de que los jóvenes presencian y en ocasiones tengan que convivir con situaciones de dificultad, les hace “empatizar más con los más necesitados y sienten el impulso de hacer algo por los demás”. Además, subraya que los recién licenciados son los más propensos a involucrarse en estas actividades, dada la falta de ocupación laboral y como consecuencia un mayor tiempo libre. No obstante, algunos portavoces de estas universidades manifiestan que el hecho de que las universidades ofrezcan créditos de libre configuración por participar en actividades sociales, contribuye a que los estudiantes se animen a practicar el voluntariado.

Respecto al perfil de los jóvenes universitarios que colaboran en acciones solidarias, el informe apunta a la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas (según el 54% de las universidades) como la más habitual en el perfil de los estudiantes solidarios, seguido por los estudiantes de Ciencias y Ciencias de la Salud (según el 31% de los responsables).

El estudio recoge también el perfil de cada voluntario dependiendo de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca. Así, en Madrid los responsables de la Universidad Pontificia de Comillas, Europea, Nebrija, Instituto de Estudios Bursátiles (centro adscrito a la Universidad Complutense) y de otros 10 centros públicos y privados reconocen que la crisis ha aumentado en la Comunidad el número de estudiantes que se ofrecen como voluntarios.

Por su parte, el portavoz de la Universidad Europea de Madrid considera que “la crisis ha hecho que los estudiantes quieran hacer voluntariado, pero implicándose en proyectos que les son más cercanos, en sus barrios, más que en los que puede organizar y ofrecer su universidad”.

En Madrid también, la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) impulsa y fomenta desde hace años entre sus alumnos las actividades solidarias, haciendo de éstas una asignatura de obligado curso para la obtención del título. Por este motivo, el responsable de la UFV asegura que aunque la crisis ha ayudado a que se generen más acciones de voluntariado, en el centro no ha sido la causa principal de que los alumnos se impliquen más.

En cuanto al perfil de los estudiantes madrileños, los datos reflejan que aquellos que colaboran más en actividades sociales son los matriculados en Ciencias de la Salud (según el 50% de los portavoces encuestados), seguido por los estudiantes de Ciencias Sociales y Jurídicas; y por los matriculados en carreras de Ingeniería y Arquitectura.

En el caso de los universitarios catalanes la situación es la misma que en el resto de universidades españolas pero con algunos matices. De esta forma, el portavoz de la Universidad Autónoma de Barcelona afirma que “la crisis ha ofrecido a los estudiantes universitarios la posibilidad de mirar a su entorno de forma crítica y preguntarse qué pueden hacer por la transformación social”. Por su parte, el responsable de la Universidad Internacional de Cataluña reconoce que el sufrimiento que perciben los jóvenes a su alrededor y en algunos casos dentro de sus familias, les hace “empatizar más con los necesitados y sienten un impulso de hacer algo por los demás”.

Para el portavoz de ESADE, el incremento del número de voluntarios se centra, principalmente, en aquellos ya licenciados que se encuentran en situación de paro, lo que conlleva, según manifiesta, a que dispongan “de más tiempo disponible y necesidad de sentirse útil”.

En las universidades catalanas el perfil de alumnos que demanda en mayor medida colaborar en actividades solidarias es el de los matriculados en Ciencias Sociales y Jurídicas, seguidos por los estudiantes de Ciencias y Ciencias de la Salud.

En Andalucía, los centros Pablo de Olavide, la Universidad de Córdoba y la Universidad de Málaga han apreciado un aumento en el número de estudiantes voluntarios durante el pasado curso. Así, el responsable del departamento de Acción Social y Voluntariado de la Universidad de Málaga reconoce una mayor concienciación de los alumnos con la realidad de los colectivos en riesgo de exclusión social.

Por otro lado, el portavoz de la Universidad de Jaén subraya que ha habido un aumento en el interés por temáticas de cooperación al desarrollo y voluntariado internacional. No obstante, la convalidación de créditos ha sido un motivo muy importante para que se produzca este aumento de voluntarios, según señalan algunos centros como la Universidad de Sevilla.

En cuanto al perfil de los estudiantes andaluces que más colaboran con estos programa sociales, el estudio indica que la rama que más se implica son las Ciencias Sociales y Jurídicas, seguida de Ciencias y Ciencias de la Salud y de las carreras de Arte y Humanidades, en la misma medida.

Este estudio realizado por la Fundación Mutua Madrileña surge con motivo de la convocatoria de los II Premios al Voluntariado Universitario, que buscan potenciar y subrayar el espíritu solidario de los jóvenes. Los interesados en participar deben ser estudiantes o recién licenciados y pueden presentar sus proyectos de la mano de una entidad sin ánimo de lucro hasta el próximo 1 de noviembre.

Estos galardones, que apoyarán seis proyectos con un total de 25.000 euros, tienen como objetivo dar visibilidad a los universitarios que se implican en mejorar la sociedad y promover este tipo de iniciativas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.