Ramón Langa y Andoni Ferreño traen a Madrid una nueva versión de ‘Hay que deshacer la casa’

Los actores dan vida sobre las tablas a Álvaro y Cosme, dos hermanos que se reencuentran tras haber estado mucho tiempo distanciados.

Los actores Antoni Ferreño y Ramón Langa.
Los actores Antoni Ferreño y Ramón Langa.

Europa Press. Los actores Ramón Langa y Andoni Ferreño tomarán el próximo 21 de agosto el relevo en las tablas a Amparo Rivelles y Lola Cardona en la obra de Sebastián Junyent Hay que deshacer la casa, una especie de “testamentaría” del afecto que funciona “igual de bien” en su versión masculina y después de 29 años de su estreno, cuyo acto de presentación tuvo lugar en el teatro Muñoz Seca de Madrid.

El protagonismo de dos hombres, Álvaro y Cosme, de una historia pensada para las hermanas Ana y Laura, es una idea de Andoni Ferreño, que la dirige, desde hace ya dos años, cuando sus intérpretes fueron Luis Fernando Alvés y Jorge de Juan.

Ferreño, que además de dirigirla interpreta el papel de Cosme desde 2012, en sustitución de Alvés, convenció a Langa de que él tenía que ser Álvaro, un reparto que se estrenó el pasado mes de febrero en Valencia y que ahora llega al Teatro Muñoz Seca de la capital.

El director ha explicado que la historia “sigue siendo la misma”, con el cambio de sexo como única variante, y que sigue mostrando el reencuentro de dos hermanos, tras mucho tiempo distanciados, en el que aclaran la división de la herencia a raíz de la muerte de sus padres. “Solamente ha habido que actualizarla un poco e incorporar la diferencia entre los sentimientos que puede transmitir una mujer a los que puede transmitir un hombre”, detalla.

Ferreño asegura que era necesario que un hombre “tan importante” como Junyent, fallecido en 2005 cuando se disponía a asistir a la grabación semanal del programa “Cine de Barrio”, que él dirigía en TVE, tuviera “un reconocimiento público”.

También explicó que “mi gran maestro en el tema de la disciplina teatral ha sido Agustín González”. Asimismo recordó cómo fueron sus inicios en el mundo del espectáculo “era un chico con 24 años que me convertí en un chico muy famoso, todo era de color de rosa. Eso pasó, pertenece a otro momento de mi vida que está ahí”.

También puso de manifiesto cómo ha sido trabajar al lado de su compañero y amigo, Ramón Langa “muy bien, somos amigos, no hay competencia. Cada uno tenemos una carrera. Nos hemos ido dirigiendo el uno al otro, hemos hablado mucho. Nos tenemos mucho respeto y cariño y se ve en el escenario”.

El madrileño Ramón Langa (1959), muy popular como “la voz” que dobla a Bruce Willis o Kevin Costner, asegura que tiene muchas ganas de empezar la función junto con el director, con el que dice que trabaja “muy bien” y que comparte “el mismo idioma”.

Su actuación, señala, es muy “natural y naturalista”, algo que, asegura, facilita al público el disfrute del espectáculo, algo en lo que coincide Ferreño: “los que no van nunca al teatro sentirán afinidad” con lo que se cuenta en el escenario.

Pese a que la obra suponía un reto y corría “cierto riesgo” al “masculinizar” la historia, Ferreño está muy contento con el resultado, “y hasta ahora el público parece que también lo está”, precisa.

Ramón Langa también se mostró encantado de haber podido trabajar al lado de Andoni Ferreño “es la primera vez que trabajamos juntos aunque nos conocemos desde hace muchos años. Yo iba a verle al teatro y él venía a verme a mí. Siempre decíamos que a ver cuándo trabajábamos juntos y ahora ha salido”.

También comento que desde hace unos años se ha volcado en su faceta como actor aunque “el doblaje fue una época muy larga de mi vida donde aprendí mucho. Luego uno quiere seguir desarrollándose como actor y hace doce años que me dedique al cine y teatro, pero cuando vuelve una película de Bruce Willis y me llaman, lo seguiré haciendo”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.