Los faros más sorprendentes de España

El faro del cabo de Creus, la Torre de Hércules y el faro de Orchilla son algunos de los ejemplos más significativos de las torres vigía que durante siglos han protegido a los marineros en las costas más peligrosas. Conoce las historias de estas enigmáticas construcciones, musas de destacados artistas como el pintor Salvaldor Dalí.

Ana Amador. El hombre, en su empeño en dominar los elementos, inventó los faros para guiar a los navegantes de los peligros que les acechaban en los mares. Entre estas edificaciones destacó el Faro de Alejandría (siglo III a.C.), una de las siete maravillas del mundo antiguo y cuyo intenso haz de luz alcanzaba los 50 kilómetros.

El faro del cabo de Creus.
El faro del cabo de Creus. / http://epocketguide.com

Ubicados sobre los puntos más salvajes de las agrestes costas, el aura de misterio y nostalgia que envuelve estas construcciones ha inspirado a grandes escritores, como el escocés Robert Louis Stevenson, autor de ‘La Isla del Tesoro’. Por ello te invitamos a conocer algunos de los faros más espectaculares de España, un lugar único ya que en la antigüedad fue considerado finis terrae (el fin del mundo).

1. Cap de Creus (Girona). Descansa en el tramo final de la cordillera Pirenaica, un entorno bañado por los tétricos acantilados de negras rocas pizarrosas y calas desnudas que dibujan el paisaje. Su misteriosa y mágica atmósfera inspiró a Salvador Dalí para pintar ‘El gran masturbador’.

Por otro lado, este hermoso paraje de la Costa Brava, caracterizado por el fuerte oleaje de la tramontana y los vientos de levante, se convirtió en el escenario de la película ‘La luz del fin del mundo’ (1971), que se basaba en obra de Julio Verne ‘El faro del fin del mundo’ y fue protagonizada por Kirk Douglas y Yul Brynner.

Faro del cabo de Gata.
Faro del cabo de Gata. / http://www.cabogataalmeria.com

2. Cabo de Gata (Almería). Esta edificación se levantó sobre el patio central del antiguo Castillo de San Francisco de Paula del siglo XVIII. Se encuentra situado en la colina promontorium charidemi o Promontorio de las Ágatas, nombre que los romanos le otorgaron debido a su riqueza en piedras preciosas y semipreciosas como cornalinas blancas, ágatas y rubíes.

Por este enclave navegaban los fenicios hacia Tartesos e incluso Ptolomeo mencionó esta ruta entre Portus Magnum y Baria. Sin embargo, durante siglos sus aguas presenciaron los continuos ataques de los piratas berberiscos, lo que obligó a sus pobladores a fortificar y artillar el promontorio.

Son numerosas las embarcaciones que naufragaron en esta zona debido a su peligrosidad, como por ejemplo la galera Patronal Real en 1613. Además, bajo la colina del faro se encuentra el Arrecife de las Sirenas, una antigua chimenea volcánica habitada por focas monje que los antiguos navegantes confudían con los bellos aunque letales seres mitológicos.

http://lascosicasdelgaditano.blogspot.com.es
http://lascosicasdelgaditano.blogspot.com.es / http://lascosicasdelgaditano.blogspot.com.es

3. Cabo de Palos (Murcia). Situado a más de 50 metros sobre un promontorio rocoso, este faro se iluminó por primera vez en 1865 mediante una lámpara de aceite de oliva. Además de dirigir el tráfico marítimo en este punto crucial del Mediterráneo, esta torre fue el centro de formación de futuros fareros durante más de 40 años.

En sus costas se suceden una serie de arrecifes que han protagonizado numerosos naufragios. Entre los más conocidos se encuentra el trasatlántico italiano Sirius, que se hundió la madrugada del 5 de agosto de 1906 mientras transportaba a 822 pasajeros.

Faro de Formentor.
Faro de Formentor. / http://mallorcayates.com

4. Formentor (Mallorca). En este punto de la isla, la escarpada orografía destacaca por sus acantalidos, barrancos y calas. Con el objetivo de proteger a los navegantes, en 1863 se levantó este espectacular faro que aprovechó un baluarte de piedra de 200 metros de altura.

El autor de esta compleja construcción fue el ingeniero Emilio Pou, quien lo diseñó con una estructura de base cuadrada, rematada por una torre cilíndrica de 24 metros de altura y cuya luz actualmente alcanza una distancia de 24 millas náuticas.

La Torre de Hércules.
La Torre de Hércules. / http://www.perroviajante.com

5. Torre de Hércules (A Coruña). Construido por Caio Servio Lupo durante el Imperio Romano (siglo I y II d.C.), es el faro más antiguo del mundo aún en funcionamiento, aunque se realizaron modificaciones en el siglo XVIII.

El 27 de junio de 2009 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose en el único faro inscrito en la famosa lista. De esta forma se reconoce la excepcionalidad de la construcción por ser  testimonio de una tradición cultural que se remonta a civilizaciones desaparecidas.

6. Faro de Punta de Orchilla (El Hierro). Hasta el descubrimiento de América, la cartografía de la antigüedad lo consideró el faro del fin del mundo. Asimismo, Ptolomeo situó en este enclave el Meridiano Cero, algo que también hicieron los franceses en 1634.

Faro de Punta de Orchilla
Faro de Punta de Orchilla. / www.tuaregviatges.es

La obra, elaborada con piedras de la isla de Gran Canaria y cuya torre octogonal alcanza una altura de 132 metros, fue construida durante las primeras décadas del siglo XX y concluida el año 1933. Está situada en un entorno rodeado de volcanes y, sin duda, es un lugar sobrecogedor desde en el que se puede admirar la inmensidad del Oceáno Atlántico.

7. Trafalgar (Cádiz). Ubicado en un promontorio rocoso rodeado de dunas entre Caños de Meca y Conil, a sus pies se encuentra la playa de Trafalgar, una de las más bellas y solitarias de la costa atlántica gaditana.

Aunque este faro se remonta a 1860, en sus costas se vivió el 21 de octubre de 1805 el mayor enfrentamiento naval de la historia protagonizado por las flotas francoespañola e inglesa: la batalla de Trafalgar.

Faro de Finisterra.
Faro de Finisterra. / http://autocaravanascostadamorte.com

8. Fisterra (A Coruña). Es el faro del finis terrae, el más emblemático de los cabos de la antigüedad. Durante miles de años se creyó que más allá tan solo existía una región de tinieblas poblada por monstruos.

Algunos autores asocian el cabo Fisterra con el antiguo Promontorio Nerio de los romanos, otros sitúan en este enclave al Ara Solis (lugar desde donde se practicaba culto al Sol) e incluso la tumba de Orcabella (la bruja de Finisterre). Además, según el historiador Lucio Floro, el general romano Décimo Junio Bruto o ‘el Galiaco’ llegó a este promontorio en el año 137 a.C. y no quiso marcharse sin antes contemplar cómo el Sol se sumergía en el agua.

Desde este faro también se puede observar el Centulo (nombre que proviene de un mitológico espíritu maligno), una formación rocosa a 700 metros de la costa en la que naufragaron numerosos buques, como en 1932 el Blas de Lezo de la Armada española.

Castro de Urdiales.
Castro de Urdiales. / http://eldesvandelpoeta.ning.com

9. Castro de Urdiales (Cantabria). La singularidad de esta construcción es que no se encuentra en un punto agreste y solitario, sino en uno de los mejores templos góticos españoles.

Sobre los restos del antiguo castillo se ancló en 1853 este faro, que constituye una de las estampas más hermosas de Cantabria y es el emblema de esta localidad costera.

 

 

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.