Una investigadora española y miembro de Caminando Fronteras es agredida en Tánger

Helena Maleno denunció el ataque en el barrio de Boukhalef a tres autobuses con mujeres y niñas subsaharianas a golpe de machetes por un grupo de marroquíes.

Redacción. La activista española Helena Maleno ha denunciado la madrugada de sábado, 16 de agosto, las agresiones sexuales y verbales de las que ha sido víctima en el barrio de Boukhalef de Tánger (Marruecos), cuando un grupo de marroquíes armados con machetes han atacado a inmigrantes subsaharianos.

“Me agredían, me tocaban las tetas al grito de puta española vete a Tindouf. Delante del comisario de policía”, ha explicado la también investigadora especialista en migraciones y trata de seres humanos, y miembro del colectivo Caminando Fronteras. Maleno también ha manifestado que ha podido salir de Boukhalef, “ante la pasividad de la policía, pidiendo socorro a un taxista”. “Hemos sido tres mujeres agredidas sexualmente”, ha apostillado.

Según ha relatado, los marroquíes “pararon tres autobuses con mujeres y niñas subsaharianas a golpe de machetes” y la policía “no hizo nada”. “Escondidos en las casas, dispersos y escondidos, huyendo del fuego, machetes y piedras. La policía se ha ido, les ha abandonado”, ha explicado la activista.

Como consecuencia de estos incidentes, Maleno ha indicado que “cinco personas heridas con machetes” han tenido que ser atendidas en el hospital y que los marroquíes decían a los subsaharianos “marchad al agua, partid a España”, mientras la policía “miraba impasible las agresiones”.

“Si hoy estoy viva es gracias a los compañeros subsaharianos que han hecho un cordón de fuerza, y han recibido los golpes”, ha subrayado la miembro de Caminando Fronteras, para después añadir: “El policía me empujaba hacia el machete, el mismo con el que degüellan los corderos. Otro, a mi lado, golpeaba una cabeza con una piedra”.

Por último, Maleno ha denunciado que los agentes de policía “se han negado a arrestar” a sus agresores a los que había identificado. “Imaginad si esto me pasa a mí, qué no puede pasar a una subsahariana”, ha sentenciado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.