La Policía Nacional detiene a una mujer con 1,7 kilos de cocaína ocultos en prótesis mamarias que le habían implantado

Se trataba de una pasajera venezolana que acababa de llegar al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Colombia.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han detenido en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas a una mujer que ocultaba 1,7 kilos de cocaína en dos prótesis mamarias que le habían implantado. Se trata de una ciudadana venezolana de 43 años que había llegado a Madrid en un vuelo procedente de Bogotá (Colombia).

Durante el control de los pasajeros de este vuelo, la actitud y el comportamiento de una supuesta turista hizo sospechar a los agentes antidroga, quienes procedieron a controlar la maleta que había facturado, así como las pertenencias que portaba consigo. El resultado de esta revisión fue negativo y se procedió entonces a realizar un cacheo personal. Durante esta inspección, las agentes observaron ciertas irregularidades y malformaciones en ambos senos de la mujer. La pasajera comenzó en ese momento a mostrarse nerviosa y confesó a los agentes que llevaba unos implantes con cocaína dentro de las mamas. De inmediato, y ante el grave riesgo que suponía para su vida, fue trasladada a un hospital madrileño, donde fue atendida por los servicios médicos y detenida como presunta responsable de un delito contra la salud pública.

Balance. La Policía Nacional cuenta con un grupo de especialistas en la lucha contra el narcotráfico que desarrollan su trabajo en el aeropuerto madrileño. Se trata del Grupo Operativo de Estupefacientes, formado por agentes con vasta experiencia y un afinado instinto policial. Su misión consiste en controlar ciertos “vuelos calientes” procedentes de zonas en las que existe una mayor actividad del tráfico de drogas.

Los objetos en los que los narcotraficantes ocultan droga para intentar introducirla en España son muy diversos. En las múltiples incautaciones realizadas, la Policía Nacional ha intervenido cocaína en lugares tan singulares como las tapas de libros, el líquido refrigerante de jarras de cerveza, ocultos bajo pelucas, en una pierna escayolada con un armazón de cocaína, formando una vajilla, entre pañales, dentro de juguetes o en alimentos. El trabajo de los agentes del Grupo Operativo de Estupefacientes es detectar a las personas que transportan estos objetos con droga, o bien paquetes adheridos a sus cuerpos o introducidos en los mismos, conocidos como “mulas”.

Desde el uno de enero hasta el 15 de julio de 2014, los agentes del GOE se han incautado en el aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas de 493 kilos de cocaína que eran transportados por 189 personas, que han sido arrestadas. Asimismo han sido detenidas durante este periodo dos personas que transportaban seis kilos de heroína.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.