La Guardia Civil evita el robo de dos toneladas de cobre y desarticula una organización radicada en Madrid

Con motivo de los robos de cableado de cobre que estaban sufriendo pequeñas poblaciones del Valle de la Vera, mandos de este cuerpo concertaron un encuentro con personal de Telefónica y los responsables de seguridad.

Cobre incautado por la Guardia Civil
Parte del cobre incautado por la Guardia Civil

Redacción. La Guardia Civil ha evitado el robo de más de dos toneladas de cable de cobre y ha desarticulado una organización radicada en la ciudad de Madrid.

Dentro del plan nacional contra el robo de este material, efectivos de la benemérita han conseguido aprehender 2,5 toneladas de cableado de cobre y detener a un menor rumano por un delito de robo de dicho cable en el municipio de Tejeda de Tiétar.

La Guardia Civil ha informado de que, con motivo de los robos de cableado de cobre que estaban sufriendo pequeñas poblaciones del Valle de la Vera, próximas a la autovía de Extremadura A-5, y que afectaban a las comunicaciones de algunas localidades, mandos de este cuerpo concertaron un encuentro con personal de Telefónica y los responsables de seguridad.

En dicho encuentro se buscaron posibles soluciones a este tipo de hechos delictivos, todo ello dentro del marco del Plan Coopera, y, de esta manera, evitar los perjuicios económicos que estaban soportando las empresas afectadas y el usuario de los servicios afectados.

En esta reunión, los representantes de la benemérita se comprometieron a intensificar los servicios en la zona de cara a localizar e identificar a los posibles autores, según ha indicado la Guardia Civil en nota de prensa.

De esta forma, el dispositivo empleado por la Guardia Civil dio su fruto el pasado día 11 de agosto, cuando los agentes detectaron, en un paraje próximo a la localidad de Tejeda de Tiétar, varios vehículos y personas sospechosas de dedicarse a este tipo de actividades delictivas.

Al aproximarse a estos vehículos para su identificación, sus ocupantes abandonaron los mismos y huyeron campo a través, a excepción de uno de sus ocupantes, quien se encontraba oculto en el maletero de uno de los turismos, al que identificaron y detuvieron tras comprobar que el interior del vehículo estaba repleto de cobre.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.