El oso pardo amplía su asentamiento en la Cordillera Cantábrica

Se ha cifrado la población estimada entre 190 y 210 ejemplares, de los que entre 160 y 180 están ubicados en la zona occidental, mientras que aproximadamente 30 se encuentran en la oriental.

Familia de osos pardo
Familia de osos pardo

Redacción. El oso pardo ha ampliado su área de asentamiento en la Cordillera Cantábrica y se ha detectado la presencia de ejemplares en municipios septentrionales del Principado de Asturias, en municipios limítrofes entre Cantabria y Burgos, los páramos leoneses y la comarca La Carballeda (Zamora).

Así se refleja en el último censo del oso pardo, referente al periodo 2013-2014, que ha sido presentado el jueves, 7 de agosto, en León por el director general de Medio Natural de la Junta José Ángel Arranz quien ha destacado que los datos muestran que en las zonas tradicionales oseras la población “está aumentando y se está extendiendo a municipios limítrofes”.

Arranz, quien ha estado acompañado por la directora general de Recursos Naturales del Principado de Asturias María Serafina Álvarez y el director general de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria Francisco Javier Manrique ha cifrado la población estimada de osos en la Cordillera Cantábrica entre 190 y 210 ejemplares,de los que entre 160 y 180 están en la zona occidental y cerca de 30 en la oriental. La superficie en la que habitualmente se mueven los plantígrados abarca 4.900 kilómetros cuadrados.

El número de ejemplares ha experimentado un “importante crecimiento” en los últimos años, ha manifestado Arranz, quien ha asegurado que uno de los datos que garantiza la viabilidad, recuperación y mantenimiento de la especie protegida es que se ha incrementado de manera notable el número de osas con crías, con un crecimiento anual del ocho por ciento en algunas zonas. En este sentido, se han detectado un total de 30 osas pardas con 57 oseznos; de ellas, 26 osas con 50 crías corresponden a la zona occidental y cuatro osas y siete crías se encuentran en la subpoblación oriental.

Estas cifras confirman la consolidación “de la tendencia creciente de los últimos años del aumento del número de osas con crías, lo que va a permitir en los próximos años ver más osos por los campos y montes”, ha señalado Arranz, quien ha agregado que por tercer año consecutivo se confirma la presencia de cuatro nuevas familias.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.