Detenido en Sevilla un ciudadano marroquí reclamado por Interpol por defraudar medio millón de euros

El ahora detenido había intentado burlar la acción de la justicia facilitando falsos datos sobre su paradero pero finalmente fue localizado y arrestado en Sevilla, donde regentaba un negocio.

Coche de la Policía Nacional.
Coche de la Policía Nacional.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han detenido a un ciudadano marroquí de 47 años de edad sobre el que pesaba una Orden Internacional de Detención motivada por una estafa cometida en Marruecos ascendiendo el valor de lo defraudado a medio millón de euros.

Esta persona estaba reclamado por Marruecos por su supuesta participación en una estafa cometida en ese país consistente en un fraude bancario con el que consiguió detraer más de medio millón de euros para posteriormente darse a la fuga huyendo de su país de origen.

Cuando tuvieron conocimiento de la reclamación, los agentes iniciaron un dispositivo policial para la localización y detención de este hombre al que le constaban varios domicilios en distintas zonas de la ciudad de Sevilla que resultaron ser falsos emplazamientos utilizados por el reclamado para evitar que le detuvieran.

Tras descartar los falsos datos obtenidos en el inicio de la operación, se puso en marcha la utilización de otras técnicas policiales para localizar el lugar exacto donde se encontraba y donde realizaba su actividad habida cuenta que se podría encontrar en Sevilla a tenor de los datos aportados por el organismo internacional.

Finalmente, los investigadores consiguieron localizar a este estafador en el centro de Sevilla donde residía y regentaba un local comercial y donde fue arrestado para posteriormente iniciar los trámites que dieron lugar a su extradición a Marruecos como país reclamante.

Esta detención se ha producido en el marco de la colaboración internacional de los Cuerpos Policiales que integran Interpol a través de este tipo de resoluciones por el cual un estado solicita a otro la detención y entrega de un delincuente que se encuentra en su territorio conocidas como las Órdenes Internacionales de Detención.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.