Un estudio sugiere la existencia de un fenotipo que favorece exacerbaciones graves en pacientes con asma bronquial

La investigación acaba de ser publicada en la Revista Española de Patología Torácica de Neumosur, indexada a las principales publicaciones internacionales.

Neimosur, Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur.
Neumosur, Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur.

Redacción. Una investigación desarrollada por especialistas de Neumosur y liderada por el doctor Francisco Javier Álvarez Gutiérrez ha estudiado los factores predictivos de exacerbación grave en una cohorte de pacientes con asma bronquial, llegando a la conclusión de que puede existir un fenotipo que favorece esas exacerbaciones, “independientemente de otros parámetros clínicos, funcionales o de inflamación”.

Concretamente, el estudio fue realizado sobre una muestra de 330 pacientes mayores de 12 años con asma bronquial, que fueron seguidos en cuatro visitas. Se recogieron parámetros clínicos -gravedad de la enfermedad, control de síntomas [test ACT], control según GINA, atopia-, funcionales -espirometría con test broncodilatador-, inflamatorios -determinación de la fracción exhalada de óxido nítrico-FeNO-, exacerbaciones graves, definidas como aquéllas que necesitaron ciclo de esteroides orales, visitas a urgencias u hospitalizaciones por asma, y se compararon los datos de pacientes que presentaron alguna exacerbación grave con aquéllos que no lo presentaron.

Finalizaron el seguimiento un total de 330 pacientes, mayoritariamente con asma leve persistente y moderada (más del 80%), mujeres (casi el 70%) y atópicos (más del 76%). Presentaron una exacerbación grave durante el seguimiento el ocho por ciento de todos los pacientes, y el análisis encontró como factor principal predictivo las exacerbaciones previas y como posible factor a considerar el grado de control estimado por el control de síntomas (ACT).

Las exacerbaciones de asma son eventos importantes que repercuten en la evolución del paciente. Aunque en los diversos estudios se han utilizado diferentes definiciones de agudización de asma, se ha establecido que la exacerbación grave incluye a aquéllas que requieren una intervención urgente, definida por la prescripción de esteroides sistémicos -oral o inyectado-, visitas a urgencias u hospitalización por los síntomas. Es una parte componente fundamental del concepto actual de riesgo futuro, que es necesario reducir para conseguir el control efectivo de la enfermedad.

Asimismo, hay diversos estudios publicados que han evaluado qué factores pueden predecir las exacerbaciones graves. Evaluar estos elementos puede ser importante para tratar de reducir el impacto de la agudización. A pesar de que existen bastantes trabajos que han evaluado los factores predictivos de exacerbaciones de asma, la mayor parte de los publicados en los últimos años incluyen pacientes, o bien que acuden a servicios de urgencias, o que presentan asma grave o “casi fatal”, existiendo escasos trabajos que evalúen los factores predictivos de exacerbación en pacientes seguidos de forma habitual en una consulta externa neumológica, y menos aún en nuestro país.

Este nuevo estudio tiene la novedad de evaluar mayoritariamente a pacientes con asma leve o moderada persistente. Es su principal novedad, pero también su principal limitación, pues no se incluyeron pacientes con mayor gravedad o con un número más importante de exacerbaciones previas, “con los que posiblemente hubiéramos encontrado otros factores predictivos asociados”, han señalado los autores, que no obstante estiman que “los resultados sí pueden ser extrapolados a la población evaluada -asma leve-moderada persistente, seguida en consultas externas neumológicas- y sugieren que puede haber “un perfil o fenotipo de paciente que presente exacerbaciones, independientemente de otros parámetros clínicos, funcionales o de inflamación”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.