Madrid invierte en la producción de fármacos a partir de plasma humano

La Comunidad destinará a este fin más de 15 millones y se ahorrará unos 13, beneficiando a pacientes hemofílicos, con esclerosis múltiple o artritis reumatoide, entre otras enfermedades.

Un voluntario donando sangre.
El plasma procede de donaciones de sangre.

Redacción. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 24 de julio destinar 15.115.193,60 euros para garantizar el abastecimiento de medicamentos derivados del plasma durante al menos un año, beneficiando a pacientes hemofílicos, esclerosis múltiple o artritis reumatoide, entre otras enfermedades.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, la adquisición de estos fármacos a precio de mercado tendría un coste superior a los 28 millones de euros, por lo que se estima un ahorro de 13 millones.

Este nuevo contrato, suscrito con la empresa Instituto Grifols, única entidad autorizada en España para este tipo de fraccionamiento, prevé que se procesen 100.000 litros de plasma.

El plasma humano procede de las donaciones altruistas de sangre; al procesarla se obtienen dos productos: concentrados de hematíes (para las transfusiones sanguíneas) y plasma sanguíneo.

Una parte pequeña de este plasma (denominado plasma fresco) se utiliza para su administración directa a pacientes; el resto del plasma necesita ser fraccionado industrialmente para convertirlo en medicamentos que se suministran a los hospitales madrileños (Albúmina humana al 20%, Factor VIII, Inmunoglobulina IV, Alfa 1-Antitripsina, Factor IX y Antitrombina III).



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.