La reestructuración de la banca ha ahorrado 66.000 millones al Tesoro y CC.AA. en dos años

Economía no descarta recuperar más de la mitad de las ayudas públicas destinadas a sanear el sector financiero español.

el ahorri incrementa el mes de junio
El ahorro incrementa el mes de junio

Redacción. La reestructuración de la banca española ha permitido el ahorro de 66.000 millones de euros en las emisiones del Tesoro Público y las comunidades autónomas de 2013, según han calculado fuentes del Ministerio de Economía.

En concreto, la normalización de los mercados gracias al saneamiento de la banca tras la ayuda de Bruselas ha ahorrado al Tesoro unos 40.000 millones en dos años. Esta estimación toma como referencia el coste de financiación de la segunda mitad de 2012 durante los seis años y medio de la vida media de las emisiones de dos años.

Además, las regiones incluidas en el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) han rebajado su coste de emisión en 20.000 millones, mientras que aquellas excluidas de este fondo han pagado 6.000 millones menos. Economía también ha destacado que la mejora en los accesos a los mercados de capitales de las grandes empresas españolas.

Las fuentes del departamento encabezado por Luis de Guindos han defendido la ayuda facilitada por el MEDE en diciembre de 2012 por importe de 41.300 millones de euros que se destinó a recapitalizar las entidades nacionalizadas. “Sin reestructuración no habría habido recuperación económica ni creación de empleo”, han asegurado, para también admitir que se ha recuperado confianza en España gracias a las medidas impulsadas en Europa en defensa del euro.

En este sentido, han definido el programa de asistencia a la banca como “esencial” para recuperar la confianza pérdida en las bases de la economía española. Desde el Ministerio de Economía se ha querido dejar claro que este programa no ha servido para “proteger” a ningún banquero, sino que se ha limitado el coste que habría supuesto rescatar a los depositantes.

Las fuentes se han resistido a cuantificar el coste de la reestructuración para el contribuyente, aunque han subrayado que “el problema se habría multiplicado de forma exponencial’ de no haberse destinado ayudas a sanear la banca.

Optimismo. Aunque han asegurado que “aún es pronto” para estimar cuántas ayudas a la banca se van a reponer, Economía no descarta que el Estado pueda recuperar más de la mitad del dinero destinado a la reestructuración del sector. En este sentido, el departamento liderado por Luis de Guindos se declara “optimista” respecto a la evolución del valor de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), entidades que no cuentan con plazo para su enajenación.

Por otro lado, tras la venta de Catalunya Banc (CX) a BBVA por 1.187 millones de euros, Economía no se plantea “a corto plazo” una nueva devolución anticipada de la ayuda solicitada a Bruselas, tras los primeros 1.300 millones. “No se descarta en un futuro”, han precisado.

De cara a los la revisión de calidad de los activos (AQR) y los test de estrés que ultima el BCE para finales de este año, Economía cree que las entidades españolas cuentan con una posición “cómoda” y maneja como “improbable” un escenario en el que las pruebas destapen un déficit de recursos en algún banco español.

Mercados abiertos. En todo caso, las fuentes ponen en valor que los mercados de capitales están ahora “abiertos” a las entidades financieras tras el proceso de recapitalización, por lo que confían en la capacidad de éstas para levantar capital de forma privada en caso de que necesitaran reforzar sus ratios. Sin embargo, no han querido entrar en si el capítulo de ayudas públicas podría continuar tras los ejercicios de resistencia del BCE.

Economía ha insistido en que si la recapitalización de la banca con ayudas públicas se hubiera realizado antes de que arreciara la tensión en los mercados financieros no habría sido necesario pedir la línea de financiación a la UE.

Por último, las fuentes han defendido que el Gobierno ha tomado medidas para evitar que se repitan las actuaciones anteriores a la crisis y han puesto en valor las normas sobre gobierno corporativo, limitaciones de sueldo y honorabilidad en los cargos, entre otras medidas.

Ayudas del 5,8% del PIB entre 2008 y 2014. Las ayudas públicas a las entidades financieras en forma de suscripción de instrumentos de capital entre 2008 y 2014 alcanzan en España el 5,8% del PIB de 2012, un nivel superior a la media de la UE que se explica por la coincidencia en el tiempo de la crisis mundial y el ‘pinchazo’ de la burbuja inmobiliaria en el país.

El MEDE liberó ayudas por importe de 17.900 millones de euros para rescatar a BFA-Bankia, 9.080 millones para Catalunya Banc, 5.425 millones para NCG Banco y 4.500 millones de euros para Banco de Valencia.

El programa de asistencia a la banca española ponía a disposición del Gobierno una línea de hasta 100.000 millones. Las condiciones del préstamo para España marcaban un plazo de devolución de entre 12 años y medio y 15 años y un periodo de carencia de 10 años. El tipo de interés se sitúa en torno al 0,5%.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.