El teatro romano de Medellín termina con 16 siglos de silencio escénico

El espacio ha vuelto a acoger representaciones después de 1.600 años, un milagro que ha sido posible gracias a su reciente restauración y al compromiso del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

El teatro romano de Medellín volvió a abrir sus puertas. / Foto: www.facebook.com/FestivalMerida
El teatro romano de Medellín volvió a abrir sus puertas. / Foto: www.facebook.com/FestivalMerida

EBN. El teatro romano de Medellín (Badajoz) volvió a acoger una representación teatral por primera vez en los últimos 1.600 años –según los expertos se usó por última vez en torno al siglo IV. Después de haber sido sometido desde 2007 a una profunda restauración, el espacio escénico ha recuperado todo su esplendor, como pudieron comprobar en la noche del pasado 25 de julio quienes tuvieron la suerte de acudir a su puesta de largo.

Se trató, sin lugar a dudas, de un momento histórico que los vecinos y turistas no quisieron perderse, llenando gran parte de los casi 800 sillares que aún se conservan de las gradas originales. La obra a representar, ‘Ayax’, se englobaba en la programación del 60 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, y es que el teatro romano de Medellín se ha convertido este año en una extensión de la muestra emeritense.

Una escena de 'Ayax'. / Foto: www.facebook.com/FestivalMerida
Una escena de ‘Ayax’. / Foto: www.facebook.com/FestivalMerida

Además de la versión de la obra de Sófocles, el espacio dará cabida a otras dos piezas más los días 26 y 27 de julio: ‘La Odisea’ de Homero, bajo el prisma de Rafael Álvarez ‘El Brujo’, y la versión de Florián Recio de ‘Los gemelos’ de Plauto. Asimismo, a los montajes teatrales se sumará el pasacalles ‘Circus Augustus’, de las compañías extremeñas Albadulake y Asaco Producciones, que ambientará la localidad durante los días del Festival.

Así, el monumento ha recuperado su función de espacio teatral con el pase de ‘Ayax’, de la compañía extremeña Teatro de Noctámbulo. Una versión de Miguel Murillo, bajo la dirección de Denis Rafter, con la que el público pudo disfrutar la pasada noche y que supuso un punto de inflexión en la historia de este renovado teatro romano de Medellín.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.