Ramiro Amarelle: “Yo me dediqué, quise hacerme un camino en esta modalidad, me involucré muchísimo”

Considerado mejor jugador del mundo de fútbol playa, este gallego de 37 años ha estado disfrutando con los niños que han estado realizando actividades en su campus durante estos últimos días.

Ramiro Amarelle junto a tres chicos
Ramiro Amarelle junto a tres chicos en la playa de Punta Umbría.

Alejandro Díaz. Los aficionados españoles de fútbol playa deben estar orgullosos al recordar el nombre de Ramiro Amarelle cada vez que ven rodar un esférico por cualquier litoral nacional o mundial. Este gallego de 37 años es considerado el mejor jugador del mundo en esta especialidad, y en estos días han podido verlo en la playa de Punta Umbría, en Huelva, mientras impartía clases magistrales a los pequeños que han participado en el campus que lleva su nombre.

España Buenas Noticias ha podido estar con él y no dudó en prestarnos su tiempo para concedernos una entrevista bajo la atenta mirada de los aficionados que esperaban para poder hacerse una foto y plasmar el autógrafo de una posible futura leyenda nacional.

chicos y chicas del campus Ramiro Amarelle
Niños del campus Ramiro Amarelle.

Ramiro, buenos días y gracias de antemano  por querer hablar con nosotros. Usted está catalogado como el mejor jugador del mundo de fútbol playa, un renombre que seguramente más de uno aplicaría la modestia y quizá diría que Dios se lo ha otorgado, pero cuénteme, tiene que haber algo más.
-(risas) El don se trabaja, como todo en la vida, son muchas horas dedicadas a esta especialidad.

Usted estuvo en las categorías inferiores del Deportivo de la Coruña y su carrera deportiva pegó el salto al fútbol playa. No es común ver a jugadores que tienen proyección al fútbol de élite y decidir pegar un salto tan cualitativo como puede ser este, el vincular su carrera a las canchas de arena. ¿Podría contarnos el motivo?

miradas atentas de madres, padres y aficionados
Miradas atentas de madres, padres y aficionados.

-Realmente por circunstancias, en su momento cuando aún estaba ligado al fútbol convencional jugamos un torneo amateur el cual lo hicimos bastante bien. De ahí nos aventuramos y fuimos al Campeonato de España, donde volvimos a ganar. Una vez llegados aquí, conseguí mi primer premio, poder competir contra la selección en La Coruña, donde volvimos a saborear la victoria, les gusté y me hicieron hueco en el once del equipo de la selección española en esta especialidad. Cuando estás en el equipo nacional, te empiezas a plantear todo de otra manera y es aquí cuando decidí dedicarme profesionalmente a ello. Muchas horas, trabajo, esfuerzo, mucha suerte y mira, hasta aquí llegamos profesionalmente.

-Ramiro y siendo usted el mejor jugador del mundo de fútbol playa, ¿no se le queda una sensación interior que le dice que podría haber triunfado en el fútbol de élite?

Dani Pajón presente en el campus
Dani Pajón, presente en el campus.

Bueno, son deportes diferentes y tienes que contar que en el fútbol convencional tienes tanta competencia, hay tantos jugadores buenos intentando hacerse un hueco en esta profesión…La ventaja que tuve yo es que cuando decidí dedicarme profesionalmente a ello no había tantos jugadores con la mentalidad que tenía yo al respecto. Yo me dediqué, quise hacerme un camino en esta modalidad de fútbol, me involucré muchísimo. En su momento no había tantos jugadores que pensaran como yo. En el fútbol convencional, como he dicho anteriormente, tienes mucha competencia y debes tener además muchísima suerte, pero como todo, la vida es igual, debes tener algo de suerte. Yo conozco a muchísimos jugadores que han llegado a tener un nivel altísimo y no han logrado llegar a la élite, simplemente porque no tuvieron suerte. fíjate, como ejemplo te puedo poner el de dos campeones del mundo, Pedrito o Busquets. Ellos jugaban en la 3ª categoría del F.C Barcelona y no eran ni convocados para el Barcelona B. Llegó Guardiola a los banquillos del equipo y su carrera fue en ascenso hasta llegar a lo que son. ¿Quiere decir que eran malos antes y que con Pep se hicieron campeones del mundo? pues claro que no, pero sí hay que decir que Pep les dió la oportunidad y ellos la aprovecharon. Esa es la suerte a la que hago referencia, alguien que confíe en tí y tener tu la posibilidad de devolver esa confianza y comenzar un ascenso en tu carrera deportiva, no a todos le llega esa suerte.

Chicos y chicas posan para la foto de recuerdo
Chicos y chicas posan para la foto de recuerdo.

-¿Se puede vivir del fútbol playa Ramiro?
-Sí, y estoy convencido de que ahora más. En mi época eramos muy pocos los que podíamos hacer esto y a día de hoy si estás dispuesto a viajar por todo el mundo se puede vivir del fútbol playa. El que quiere hacer esto y es un chico joven puede dedicarse. Tienes que ser bueno, marcar diferencias y asumir que tienes que estar viajando como te digo, 40-45 semanas al año por todo el mundo. Yo estoy convencido de que si alguien se involucrara como lo hice yo, con la mentalidad del trabajo y del esfuerzo, puede abrirse un camino en esta disciplina.

Ahora se encuentra como entrenador de un gran club como es el F.C. Barcelona fútbol playa. Cuéntenos, que tal la experiencia de llevar el banquillo de un club con un reconocimiento mundial.
-Pues muy bien, tenemos campeonatos muy cortos, de unos 15, 20 días dependiendo del calendario del mundialito y se hace una vez al año solamente, entonces tenemos como un mes de preparación para afrontar el campeonato. Pero bueno, siempre me gustó y me considero un afortunado por estar ligado de esta manera a este club y a esta disciplina. Mi trabajo lo realizo en la playa, como no me voy a sentir un afortunado (risas)

Ramiro Amarelle
Ramiro Amarelle.

¿Cómo se consigue llegar a entrenar un club como éste?
-Organizaron un mundialito de clubes por invitación y los clubes contactaron con la gente. Tuve la suerte de que el Barcelona contactó conmigo como jugador español referente, y cuando acabó el torneo pues me dieron esta posibilidad. No dudé en aceptarla.

-¿Volverá el año que viene a Punta Umbría Ramiro?
-Si Dios quiere sí. Todo pinta que sí, llevamos tres años viniendo, estamos muy contentos y todo se puede deducir a un sí, volveremos el año que viene. Tengo la señal año tras año de que los niños se lo pasan bien, este producto es para ellos y, por tanto, creo que sí, podríamos garantizarlo.

-Muchas gracias por todo Ramiro.
-De nada, a vosotros.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.