Las mejores rutas del vino en España

Aunque España es un destino turístico mayoritariamente “de sol y playa”, el turismo del vino se ha convertido en los últimos años en un motor de desarrollo para muchos lugares de interior, sobre todo en aquellas zonas cuyos caldos tienen cierto prestigio y han unido esfuerzos para crear sus propias Rutas del Vino.

El Club de Producto Rutas del Vino de España reúne actualmente a 22 Rutas Certificadas. / Foto: riberadelguadiana.eu
El Club de Producto Rutas del Vino de España reúne 22 Rutas Certificadas. / Foto: riberadelguadiana.eu

C.N. La Asociación Española de Ciudades del Vino, Acevin, agrupa a más de 80 ciudades que tienen en común la gran importancia del vino en su economía, cultura, patrimonio y desarrollo. Con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Acevin trabaja en la promoción del enoturismo a través del Club de Producto Rutas del Vino de España, una iniciativa que reúne actualmente a 22 Rutas Certificadas: Alicante, Bullas, Campo de Cariñeña, El Bierzo, Jumilla, Garnacha-Campo de Borja, Lleida–Costers del Segre, Marco de Jerez, Montilla-Moriles, Navarra, Penedès, Rías Baixas, Ribera de Duero, Ribera del Guadiana, Rioja Alavesa, Rioja Alta, Rueda, Serranía de Ronda, Somontano, Txakolí, Utiel-Requena y Yecla.

A pesar de la situación económica, las Rutas del Vino de España mantienen un volumen importante de visitantes durante todo el año. Desde el año 2009 en que se comenzaron a recoger los datos de seguimiento de visitas ecoturísticas a bodegas, éstas han mostrado una evolución positiva del 18%, hasta llegar a las cifras actuales.

De este modo, el número total de visitantes registrados por las bodegas que forman parte de las rutas integradas en Rutas del Vino de España ascendió a 1.689.209 durante 2013, lo que supone un aumento del 18,08% respecto al año 2012. Estos datos se extraen del sexto informe anual sobre las visitas a bodegas del Club de producto Rutas del Vino de España, donde se dan a conocer los hábitos en cuanto a enoturismo se refiere en el país.

La temporada favorita para realizar enoturismo sigue siendo el otoño y la época de vendimia. / Foto: vinetur.com
La temporada favorita para realizar enoturismo sigue siendo el otoño y la época de vendimia. / Foto: vinetur.com

El ranking de rutas del vino más visitadas, lo encabezan Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme-Penedès y las Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez, con 435.358 y 431.472 visitas respectivamente. Ambas están situadas en territorios con un importante flujo turístico por su cercanía a la costa y a grandes y atractivos núcleos urbanos como Barcelona y Sevilla, además de disponer de algunas de las bodegas más visitadas de España.

Las rutas de Ribera del Duero, Rioja Alavesa, Rioja Alta y Rías Baixas también han obtenido cifras relevantes, manteniéndose a la cabeza del ranking. Los incrementos más significativos son los registrados en las rutas del vino de Navarra, Ribera del Guadiana, Yecla y Ribera del Duero, que superan el 25% de incremento con respecto a los datos del año anterior.

La temporada favorita para realizar enoturismo sigue siendo el otoño y la época de vendimia, seguida de la primavera. El mes de junio desbanca al de abril en el cuarto puesto como uno de los periodos con más viajes y escapadas relacionadas con el turismo del vino. La época estival de julio y agosto, pese a ser la menos adecuada por las temperaturas, también ha experimentado un aumento, puesto que coincide con los mayores periodos de vacaciones y de visitantes. El reto está en aumentar las visitas durante el invierno y alargar la temporada de enoturismo al resto del año. A continuación, presentamos algunas de estas rutas más visitadas durante el año pasado.

Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme-Penedès. Su ubicación privilegiada, muy cerca de la costa, y sus 74 bodegas adscritas la han convertido en una de las rutas más populares. Cuenta con una superficie de 1.557 kilómetros cuadrados y 26.000 hectáreas de viñedos. La mayor parte de la producción es de cava, el sector más representativo de la viticultura catalana, que tiene su origen en 1872 en la finca de Can Codorniu, en Sant Sadurní d’Anoia. Además de las visitas a bodegas y a los viñedos, ofrece rutas complementarias de senderismo, cicloturismo, rutas histórico-culturales, así como otras modernistas o teatralizadas. Asimismo, cuenta con programas relajantes y románticos para hacer en pareja, que combinan visitas a bodegas con estimulantes masajes de cavaterapia y gastronomía local.

Bodegas Barbadillo en Sanlúcar de Barrameda. / Foto: barbadillo.com
Bodegas Barbadillo en Sanlúcar de Barrameda. / Foto: barbadillo.com

Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez. Tiene adscritas 37 bodegas de vinos amparados por las Denominaciones de Origen “Jerez-Xérès-Sherry” y “Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda”. Sus bodegas constituyen uno de los principales atractivos turísticos de esta región. Disponen también de propuestas culturales, musicales y gastronómicas, además de las tradicionales citas con el flamenco y el caballo.

Ruta del Vino Ribera del Duero. Cuenta con la participación de 55 bodegas y 20 restaurantes a lo largo de los 115 kilómetros que conforman la Denominación de Origen Ribera del Duero, en las provincias de Valladolid, Burgos, Soria y Segovia. El prestigio de sus vinos y el hecho de que se encuentra a sólo una hora y media de Madrid la posicionan a nivel nacional e internacional como un destino enoturístico de calidad. La ruta cuenta con el Museo del Vino, situado en el Castillo de Peñafiel (Valladolid) en el que, además de ser un espacio que homenajea a la cultura enológica, se puede encontrar un gran abanico de actividades: desde catas los fines de semana hasta las catas maridadas con alimentos de la zona.

Castillo de Peñafiel en Valladolid. / Foto: turismopenafiel.com
Castillo de Peñafiel en Valladolid. / Foto: turismopenafiel.com

Ruta del Vino Rioja Alavesa. A tan solo unos minutos de Logroño y de Vitoria, Rioja Alavesa combina villas medievales y bodegas centenarias con edificaciones vanguardistas, envueltas en un mar de viñedos que varía de color en las distintas épocas del año. Aquí, la vida gira en torno a la producción y la elaboración del vino. La comarca cuenta con 13.500 hectáreas de viñedos y 53 bodegas adscritas a la ruta, bajo el control de la Denominación de Origen Calificada Rioja. 

Ruta del Vino Rioja Alta. Esta ruta se sitúa en la zona vitivinícola por excelencia de La Rioja. En ella se ha desarrollado fundamentalmente la cultura del vino de la región y de aquí salen los vinos más prestigiosos de la zona. Los pueblos de esta ruta albergan toda la variedad posible de vinos elaborados en las bodegas más modernas, pero también en las más tradicionales. Destaca el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco en Briones. Paseando por la región se pueden encontrar desde dólmenes, hasta iglesias barrocas. Todos los estilos arquitectónicos y artísticos están representados en esta ruta. Uno de sus principales atractivos turísticos son los diferentes itinerarios de senderismo distribuidos a lo largo y ancho del territorio, así como la huella de los dinosaurios.

Ruta del Vino Rías Baixas. Se trata de una de las primeras Rutas del Vino de España, y cuenta con la participación de 47 bodegas. Según la tradición, el cultivo de la vid en esta zona se debe a los monjes del monasterio cisterciense de Armenteira, aunque se ha demostrado que la viticultura ya existía mucho antes de la llegada de los monjes. Los vinos de la Denominación de Origen Rías Baixas se caracterizan por estar elaborados con uvas autóctonas, principalmente blancas, teniendo como gran protagonista la variedad Albariño que acapara aproximadamente el 95% de la producción y es ideal para tomar con el marisco gallego.

Ruta del Vino Navarra. Más allá de las recomendables visitas a las bodegas o incluso a una sala de los aromas del vino en el propio viñedo, se puede participar en talleres yoga o tai-chi, paseos a caballo o mini trekkings. Pasear por esta Ruta del Vino de Navarra permite además conocer importantes hitos patrimoniales. Ejemplo de ello son Olite con su Palacio Real, símbolo del esplendor de una época, el Cerco de Artajona, Ujué, el Monasterio de la Oliva, el puente románico de Puente la Reina-Gares o el románico de la Valdorba. Vestigios de otras épocas como el Desolado Medieval de Rada, el Yacimiento Musealizado de la Edad de Hierro de las Eretas o el complejo hidráulico romano más completo en el Yacimiento de Andelos en Mendigorría.

Museo de las Ciencias del Vino en Almendralejo. / Foto: museodelvinoalmendralejo.es
Museo de las Ciencias del Vino en Almendralejo. / Foto: museodelvinoalmendralejo.es

Ruta del Vino Ribera del Guadiana. Esta ruta engloba un total de 28 bodegas, así como una interesante lista de museos de diferentes temáticas, en la que destaca el Museo de las Ciencias del Vino en Almendralejo. Almendralejo es el epicentro de esta ruta y también la ciudad internacional del vino. En este lugar el paisaje de viñedos se combina con el rico patrimonio cultural e histórico de la zona. Se encuentra en esta ciudad una plaza de toros única en el mundo. Posee una bodega de vinos debajo de su graderío.

Ruta del Vino Yecla. En el año 2009 nace la Ruta del Vino de Yecla con el objetivo de mostrar al visitante la extensa oferta turística que se ha fraguado en torno a la cultura del vino del municipio: espectaculares campos de viñedos, bodegas, catas de vinos, gastronomía, vinacotecas, monumentos, naturaleza, fiestas, alojamientos con encanto y actividades de turismo activo, entre otros. Ya desde la época de los fenicios, el vino ha sido un elemento vital en Yecla, impregnando la mayor parte de las facetas de la vida de esta ciudad. Estos caldos, que surgen de vides cultivadas a altitudes de entre 400 y 800 metros, consiguen en 1975 la Denominación de Origen convirtiéndose en la única denominación de España que integra un solo término municipal.

Actualmente, la zona de producción de la Denominación de Origen Yecla abarca unas 7.200 hectáreas de viñedo amparado, siendo predominante el cultivo de variedades tintas que suponen un 95% del terreno cultivado.

Las exportaciones españolas de vino aumentaron un 20% hasta mayo y se sitúan en los 882,4 millones de litros

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.