Desarticulada en Cataluña una banda que había defraudado más de 9 millones a Hacienda

Los delincuentes habían creado una trama para defraudar el IVA en la comercialización de productos informáticos y electrónicos, creando una estructura societaria muy compleja formada por entidades en España, Portugal, Rumanía, Letonia y Chipre.

Material incautado
Material incautado.

Redacción. Los Mossos d’Esquadra, en colaboración con la Agencia Tributaria y la Policía Nacional, ha desmantelado una organización criminal que presuntamente había defraudado más de 9 millones de euros a la Hacienda Pública, con el arresto de 40 personas.

La investigación se inició hace un año y medio tras un robo de cámaras fotográficas valoradas en más de un millón de euros, que condujo a la policía hasta una trama empresarial ubicada en Reus (Tarragona). Al advertir indicios de fraude fiscal, el Juzgado de Instrucción 2 de Reus ordenó a la Agencia Tributaria designar funcionarios que colaborase en las actuaciones en funciones de auxilio judicial. Los delincuentes habían creado una trama para defraudar el IVA en la comercialización de productos informáticos y electrónicos, creando una estructura societaria muy compleja formada por entidades en España, Portugal, Rumanía, Letonia y Chipre.

La mercancía viajaba directamente desde los almacenes del proveedor en el extranjero hasta territorio español, desde donde era enviada a los vendedores; para eludir el pago del IVA se interponía una serie de sociedades creadas a tal efecto en España y otros países. La mecánica del fraude consistía en que los productos, pese a ser transportados directamente a España, eran facturados por los proveedores a sociedades instrumentales creadas en otros países europeos, que se limitaban a volver a facturar a otras sociedades, éstas españolas, también de carácter instrumental, que no ingresaban el IVA por la compra intracomunitaria y facturaban a las sociedades que finalmente vendían al público los productos, a un precio muy competitivo al deducirse el IVA que no había sido ingresado en el Tesoro Público.

Una parte importante de esta organización criminal se dedicaba a la continua creación de sociedades instrumentales, para las que contactaban con testaferros u hombres de paja a los que hacían figurar como administradores de estas sociedades ficticias y autorizados en cuentas abiertas en diferentes entidades para dificultar el seguimiento de los fondos; de esta forma, los Mossos calculan que la trama habría defraudado más de 9 millones de euros.

El pasado 17 de junio, los Mossos realizaron 21 registros en empresas y domicilios de Alella, El Masnou, Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, Cerdanyola del Vallès, El Prat de Llobregat, Viladecans, Manresa, Terrassa (Barcelona) y Solsona (Lleida). También, con la colaboración de la Policía Nacional, se practicaron registros en Guadalajara, Torremolinos, Málaga y Madrid.

Los agentes se hicieron con una gran cantidad de material informático, 12.000 euros e información bancaria y fiscal relacionada con la red. Fueron detenidas 40 personas de nacionalidad española, cubana, venezolana, argentina y pakistaní como presuntos delitos de fraude continuo, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal; de los arrestados, ocho ingresaron en prisión.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.