El plan antifraude ahorra 9.271 millones hasta mayo y aflora 171.000 empleos irregulares

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha destacado además que en 2012 y 2013 se han anulado 2.078 empresas ficticias y se ha logrado anular 78.056 contratos falsos.

Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Redacción. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado este martes 15 de julio que el plan de lucha contra el fraude laboral ha permitido aflorar 170.941 empleos irregulares y ha tenido un impacto de 9.271 millones de euros desde 2012 hasta mayo de este año, de los que 7.628 millones de euros corresponden al periodo 2012-2013 y 1.643 millones al acumulado del actual ejercicio.

Báñez ha realizado este anuncio en compañía del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con quien ha asistido a un acto de entrega de condecoraciones y Medallas al mérito en el Trabajo en la sede de la Escuela de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, donde también se ha presentado una campaña de concienciación ciudadana contra el fraude bajo el título ‘Dale la vuelta al fraude’.

La ministra ha destacado además que en 2012 y 2013 se han anulado 2.078 empresas ficticias (un 236% más), que las sanciones en esta materia se ha multiplicado por ocho respecto a 2010-2011, hasta sumar 5.496, y que se han logrado anular 78.056 contratos falsos, cuyo fin era obtener indebidamente prestaciones de la Seguridad Social o autorizaciones administrativas para trabajar.

Además, Báñez ha resaltado que entre enero de 2012 y junio de este año un total de 95.491 contratos temporales celebrados en fraude de ley se han transformado en indefinidos gracias a las actuaciones inspectoras.

“Hemos avanzado mucho y para bien. La mejor defensa del empleo de calidad es la lucha contra el fraude”, ha subrayado la ministra, que ha avanzado también que el buzón ciudadano contra el fraude laboral ha permitido, desde su puesta en marcha, en agosto de 2013, el inicio de 4.359 actuaciones que han derivado en el afloramiento de 1.097 empleos y la tramitación de expedientes regulatorios por un importe superior al millón de euros.

“El fraude laboral es una clara agresión, de las más duras, contra los derechos laborales más elementales de los trabajadores”, ha señalado la ministra, que ha insistido en que quien trabaja sin contrato “no tiene nada”, pues no tiene derecho ni al salario mínimo ni a prestaciones.

Báñez ha señalado que los resultados del plan contra el fraude son “modestos, pero importantes” y ha explicado que se enviarán al Congreso de los Diputados previa consulta con los agentes sociales, a los que ha aprovechado también para pedirles que renueven el acuerdo interconfederal de negociación colectiva, cuya vigencia expira a finales de este año.

La ministra ha afirmado además que su Ministerio sigue trabajando en nuevas medidas en materia de inspección de trabajo y de liquidación de cuotas y ha hecho hincapié en las mejoras que ha supuesto el plan antifraude para la Inspección, que por primera vez ha superado el millón de efectivos tras incorporar 150 inspectores y subinspectores. Para este año, las plazas convocadas ascienden a 80.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.