Pedro Duque destaca la gran importancia de la misión Rosetta

Según el astronauta español, muchas de las incógnitas con respecto a los cuerpos celestes pueden quedar resueltas con la información sustraída de la sonda de la Agencia Europea del Espacio.

El astronauta Pedro Duque.

Redacción. El astronauta español Pedro Duque, jefe de la Oficina de Operaciones de Vuelo de la Agencia Europea del Espacio (ESA), considera que el envío de la nave Rosetta al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko supondrá un impulso al interés en operaciones espaciales por la novedad de la misión, la primera en el mundo en lanzar una sonda para orbitar un cuerpo celeste y estudiarlo de manera exhaustiva.

La sonda de la ESA lleva diez años viajando en dirección al cometa y se prevé que lo alcance el próximo 6 de agosto, fecha a partir de la cual se podrán obtener las primeras imágenes y avanzar en el estudio de las fases iniciales de creación del sistema estelar, uno de los objetivos primordiales de la misión.

Duque ha confiado en los buenos resultados de esta operación desde el punto de vista científico, al tiempo que ha augurado éxito a la hora de despertar el interés en las misiones del espacio.

El astronauta ha señalado que el material de los cometas refleja la forma como era primitivamente el sistema solar, pues no ha sufrido alteraciones desde hace millones de años, de ahí la importancia para el estudio de las primeras etapas de creación de los planetas.

Al respecto, ha recordado que estos cuerpos celestes están compuestos mayoritariamente por agua y que un análisis de este líquido podría determinar si los océanos de la Tierra proceden de los cometas.

Además, ha agregado que el desarrollo de unos buenos análisis químicos permitirá incluso saber si están relacionados con el inicio de la vida terrestre y plantear la posibilidad de que un proceso químico podría haber dado lugar a la vida en otros planetas.

No obstante, se ha mostrado cauteloso por la falta de un estudio sistemático de estos cuerpos, difíciles de alcanzar con nave espacial por su lejanía, además de “imprevisibles”.

Duque ha incidido en que aún existen muchas incógnitas en torno a ellos y que por sus características su estudio podría verse obstaculizado. “Están hechos de agua y se calientan con el sol, por lo que podrían destruirnos la nave espacial con una explosión”, ha advertido.

El astronauta ha inaugurado el lunes, 7 de julio, en La Granja (Segovia) el curso de verano ‘Exploración y Estudio del Espacio’ de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), con el que se ha iniciado el programa formativo estival de este centro académico, donde Duque es profesor asociado.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.