Las siete maravillas naturales de España

El paisaje español ofrece estampas espectaculares. Los elementos naturales como la tierra y el mar han dado forma a singulares lugares donde se puede experimentar la conexión con la Naturaleza. Algunos de ellos han sido declarados parques nacionales, pero otros son tesoros ocultos que sólo disfrutan algunos privilegiados.

Gaztelugatxe. / Foto: www.7maravillas.es
San Juan de Gaztelugatxe. / Foto: www.7maravillas.es

C. N. Todos hemos oído hablar de enclaves naturales como la selva amazónica, las cataratas del Niágara o el Gran Cañón del Colorado. Sin embargo, no es necesario recorrer miles de kilómetros para contemplar paisajes de semejante belleza. Animada por esta reflexión, Allianz Global Assistance ha organizado la elección de los siete enclaves naturales más hermosos y representativos de nuestro país, donde un total de veinte enclaves fueron preseleccionados para competir en una votación popular y lograr tal distinción. Esta votación se mantuvo durante doce días en la web www.7maravillas.es. Se trata de la primera vez que se escogen los siete paraísos naturales en España.

La votación, que comenzó el pasado 28 de mayo y se cerró el domingo 8 de junio, ha registrado y verificado más de 82.000 votos que podían elegir un máximo de tres lugares y compartir su elección en las redes sociales a través del hashtag #7Maravillas.

Parque Natural Cabo de Gata. / Foto: Juan Aurelio Sáez Lara.
Parque Natural Cabo de Gata. / Foto: Juan Aurelio Sáez Lara.

Las siete Maravillas Naturales de España por votación popular han sido San Juan de Gaztelugatxe, el Parque Natural de Somiedo, el Parque Natural de Cabo de Gata, Las Médulas, el Parque Natural de Lagunas de Ruidera, Fuente Dé y la Playa de Las Catedrales.

A esta declaración aspiraban otros trece parajes: La Selva de Irati, el Parque Nacional de Timanfaya, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, el Monasterio de Piedra, el Parque Nacional del Teide, Río Tinto, el Parque Nacional de Monfragüe, el Torcal de Antequera, las Cuevas del Drach, el Parque Nacional de Doñana, el Parque Natural de la Albufera, el Macizo de Montserrat y el Hayedo de Montejo.

San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Vizcaya). Este islote, unido al continente por un puente formado por dos arcos, es la maravilla más popular del territorio vizcaíno. Situado en medio del Cantábrico, tiene en su cumbre una pequeña ermita dedicada a San Juan, a la que se accede a través de 231 escalones. En las fiestas de San Juan, el 24 de junio, es tradición que multitudes acudan a la ermita a dar gracias al santo.

Parque Natural de Somiedo. / Foto: www.7maravillas.es
Parque Natural de Somiedo. / Foto: www.7maravillas.es

Parque Natural de Somiedo, en Asturias. Somiedo es uno de los parajes naturales más emblemáticos de España. Precisamente por esta razón es una de las seis Reservas de la Biosfera con que cuenta el Principado de Asturias. Hábitat natural del oso pardo, tierra de vaqueiros, zona con lagos y geología muy característica. Origen de notables como el ilustrado Alvaro Flórez Estrada y espacio paisajístico de gran belleza. Son únicas las construcciones típicas del entorno denominadas “cabanas de teito” – donde humanos y ganado compartían antaño la vida cotidiana -.Somiedo es sinónimo de reserva ecológica y desarrollo sostenible, y su Parque Natural es uno de los buques insignia de la naturaleza asturiana.

Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería. Situado en el municipio de Níjar, al sur de la Península Ibérica, este cabo pertenece al mar Mediterráneo y en él se encuentra el Faro de Cabo de Gata. Este edificio histórico data de 1863 y cuenta con 18 metros de altura. De origen volcánico, es el primer parque marítimo terrestre de Andalucía y está considerado el espacio protegido de mayor superficie y relevancia ecológica de todo el Mar Mediterráneo Occidental europeo.

Las Médulas. / Foto: www.7maravillas.es
Las Médulas. / Foto: www.7maravillas.es

Las Médulas, en León. Situada en la comarca del Bierzo, esta antigua explotación minera de oro fue la más importante del Imperio Romano. Actualmente, poblada por castaños y robles, es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, convirtiéndose en uno de los parajes histórico-arqueológicos con mayor valor y belleza de España.

Parque Natural de Lagunas de Ruidera, en Ciudad Real. Este tesoro internacional, formado por cuatro mil hectáreas en el corazón de Castilla-La Mancha, es un espacio natural protegido Reserva de la Biosfera rodeado de fauna y vegetación exhuberante. Está constituido por quince lagunas situadas a lo largo del río Pinilla o Guadiana Viejo, conectadas mediante cascadas y componiendo así un paisaje acuático espectacular. Dentro del parque se encuentra la Cueva de Montesinos, que se hizo célebre al cobijar en la ficción a Don Quijote.

Fuente Dé, en Cantabria. En pleno corazón de los Picos de Europa, la seña de identidad de esta maravilla es el amplio poblado de hayedos que lo constituye. Desde su mirador se puede observar un circo glaciar con paredes de hasta 800 metros en el cual nace el río Deva. El lugar posee un teleférico de una longitud de 1.640 metros.

Playa de las Catedrales. / Foto: www.7maravillas.es
Playa de las Catedrales. / Foto: www.7maravillas.es

Playa de As Catedrais, en Lugo. Situada en la costa de la provincia de Lugo, debe su nombre al conjunto de acantilados de 32 metros de altura que forman arcos y bóvedas espectaculares. Este paisaje maravilloso es considerado de los más espectaculares del mundo. Los 1.238 metros de arena blanca y oleaje moderado conforman una de las playas más visitadas de todo el litoral gallego. Sus formaciones rocosas forman cuevas de gran altura debido al efecto de la erosión marina sobre sus acantilados de pizarra y esquisto. Esta playa, que debe visitarse en bajamar, fue incluida en el año 2001 en laRed Natura como Lugar de Interés Comunitario por la riqueza de sus hábitats en cuanto a la flora y la fauna.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.