Un total de 2.700 personas participan en el campeonato nacional de dos juegos de mesa

Las fases finales de ambos campeonatos en las que 160 jugadores se enfrentan por conseguir el título nacional y competir en el campeonato mundial, culminan este fin de semana en Madrid.

Un grupo de participantes en los juegos de mesa.
Un grupo de participantes en los juegos de mesa.

Redacción. Un total de 2.700 personas han participado en el campeonato de España de Catan y Carcassone (dos juegos de mesa) que culmina este fin de semana en Madrid con las fases finales en las que 160 jugadores se enfrentan por conseguir el título nacional y competir en el campeonato mundial.

Así, los ganadores de ambos campeonatos, que se celebran hoy, sábado,(en el caso de Catan) y mañana (para Carcassone), participarán en los mundiales que tendrán lugar en Berlín y Essen (Alemania), respectivamente.

La competición a nivel nacional ha ampliado en más de 700 personas el número de participantes respecto al año pasado.

Jóvenes que quieren experiencias presenciales. El socio director de Devir (la empresa responsable de los juegos), Joaquim Dorca, ha explicado que la mayor parte de los jugadores de Catan y Carcassone son parejas jóvenes de entre 25 y 40 años que “buscan tener experiencias presenciales con otros seres humanos”. “La diferencia principal entre los juegos que se fabricaban antes y los de ahora -ha indicado- es que aquellos estaban pensados para durar horas”. Por el contrario, los juegos de mesa que ahora están teniendo éxito duran “como mucho media hora y una hora” de modo que se adapten a una era “llena de interrupciones como llamadas de teléfono, Whatsapp, Facebook…”. Además, “están pensados para ser jugados muchas veces, con distintos planteamientos”, según el directivo.

Por otra parte, pese al éxito de los juegos móviles y los videojuegos, “en el 75 por ciento de los casos la experiencia que ofrecen es individual. Se juega contra la máquina”, por lo que la dimensión “social” de los juegos de mesa contribuye, según el empresario, a su éxito en los últimos tiempos.

En el caso de Carcassone, a los jugadores se les plantea el reto de “construir” la ciudad medieval francesa con todos sus elementos (ríos, monasterios, castillos, caminos, entre otros) acumulando puntos. Catan, por su parte, consiste en la colonización de una isla llena de recursos naturales para lo que los jugadores han de crear sus poblaciones y rutas comerciales, según ha explicado la empresa.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.