El operador privado que entre a competir con Renfe podrá prestar servicio en el futuro AVE a Murcia

Fomento dice que el Corredor a Levante es el que presenta más capacidad para captar viajeros del vehículo privado.

Uno de los trenes de Renfe.
Uno de los trenes de Renfe.

Redacción. El operador ferroviario privado que entre a competir con Renfe en el Corredor de Levante podrá prestar servicio en la futura conexión AVE a Murcia y a Cartagena una vez que ésta se ponga en servicio, según el acuerdo de inicio de la liberalización del transporte de viajeros en tren que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El acuerdo establece el conjunto de conexiones AVE y de ferrocarril convencional, todas del Corredor a Levante, en el que podrá operar la empresa que consiga el título habilitante (la licencia) que Fomento sacará a concurso tras el verano y logre romper el monopolio de Renfe.

En cuanto al AVE, el operador privado podrá prestar servicio por el AVE Madrid-Cuenca-Valencia, por la conexión AVE entre Albacete y Alicante, y por los futuros enlaces AVE entre las estaciones de Atocha y Chamartín, y Monforte del Cid-Murcia y Murcia-Cartagena “una vez se pongan en servicio”.

Respecto los trayectos de ferrocarril convencional, podrá explotar el trazado Aranjuez-Cuenca-Valencia, Madrid-Albacete-Alicante, Murcia-Lorca-Aguilas, Valencia Castellón o Xátiva-Alcoi, entre otros.

Fomento indica que el corredor AVE a Levante, el primero que se ha decidido abrir a un operador privado para que compita con Renfe, “presenta una mayor capacidad de captación de viajeros del vehículo privado“.

El Departamento que dirige Ana Pastor argumenta también que se trata de una infraestructura consolidada y que cuenta además “con un importante margen para aumentar su utilización y para que el nuevo operador pueda sumar sus servicios a los de Renfe”.

Apertura progresiva. Así lo indica el Ministerio en el acuerdo por el que se establecen los criterios de la “progresiva y ordenada” apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren, aprobada por el Gobierno el pasado 13 de junio y que arrancará con la concesión de un sólo título habilitante que podrá operar en sólo un corredor.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en un “documento de reflexión” sobre este proceso de liberalizador emitido esta semana indicó que “debería comprender, al menos, la apertura inicial de los trayectos de mayor demanda para incentivar la entrada de nuevos operadores“.

“Tras la apertura del corredor Levante, los trayectos Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla son aquéllos que presentan una demanda igual o superior al corredor ya liberalizado, añadió el organismo regulador.

En la resolución publicada en el BOE, Fomento indica que “el proceso liberalizador abierto deberá llevarse a cabo de manera ordenada y progresiva, de forma que se permita la adaptación de todos los agentes al nuevo escenario”.

“Se ha considera razonable comenzar el proceso mediante el otorgamiento de un título habilitante para operar en determinadas líneas y tramos de la red ferroviaria (corredor de Levante)”, apunta el acuerdo de Fomento.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.