Médicos de un hospital de Barcelona imprimen un tumor en 3D para ensayar una operación compleja

La intervención real fue un éxito tras probar esta simulación, siendo la primera vez que se utiliza en España una copia en tres dimensiones de tejidos blandos con esta finalidad.

La operación fue ensayada en varias ocasiones. / Foto: Hospital Sant Joan de Déu.
La operación fue ensayada en varias ocasiones. / Foto: Hospital Sant Joan de Déu.

Redacción. El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha utilizado una copia de un tumor realizada mediante una impresora en tres dimensiones para ensayar la operación de un niño de cinco años que había sido diagnosticado de un neuroblastoma, un tumor muy agresivo.

Según ha informado el hospital, se trata de la primera vez que se utiliza en España una copia en tres dimensiones de tejidos blandos con esta finalidad, según la literatura científica.

El paciente, llamado Marc, sufría un neuroblastoma, uno de los cánceres más frecuentes en la población infantil, cuyo tratamiento implica la extirpación quirúrgica del tumor, aunque en este caso la operación tenía muchos riesgos porque podía afectar a arterias y a órganos vitales.

Los cirujanos plantearon la posibilidad de ensayar la operación utilizando una copia del tumor realizada con una impresora en tres dimensiones.

El doctor Lucas Krauel, cirujano del Hospital de Sant Joan de Déu, ha explicado que “la idea era simular la cirugía previamente con un modelo con una consistencia blanda, lo cual nos daría más seguridad y una oportunidad quirúrgica para el paciente”.

La impresión del modelo en 3D fue posible gracias a la colaboración con la Fundación CIM de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), que utilizó los datos de una tomografía computerizada y de una resonancia magnética realizadas al paciente.

Diez días ensayando la extirpación. La copia del tumor se ha realizado mediante una tecnología que permite la impresión en dos tipos de materiales: una resina para reproducir los vasos sanguíneos y los órganos de la zona afectada, y otra resina translúcida y de consistencia blanda parecida a la del tumor.

“Cuando el modelo estuvo listo, estuvimos diez días ensayando la extirpación de la masa tumoral respetando los grandes vasos del abdomen, que era el gran peligro que había”, según el doctor Krauel.

Tras los ensayos, la intervención quirúrgica real fue un éxito y ya se han utilizado modelos en 3D para otros dos pacientes con tumores.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.