Los inversores extranjeros retiran 3.900 millones de euros en abril

Redacción. Los inversores extranjeros sacaron de España 3.900 millones de euros en abril, después de haber invertido 2.600 millones en marzo, según los datos de la balanza de pagos publicada este lunes, 30 de junio, por el Banco de España. En igual mes de 2013, los inversores foráneos inyectaron en el país 4.200 millones de euros.

Esta ‘fuga’ de capitales en el cuarto mes del año supone volver a la tendencia de los dos primeros meses del ejercicio, cuando los inversores extranjeros sacaron de España casi 13.000 millones de euros. Marzo ha sido hasta ahora la excepción, con una inversión de 2.600 millones de euros.

Así, el dato agregado del primer cuatrimestre refleja que los inversores extranjeros sacaron de España 14.300 millones de euros, lo que contrasta con las entradas de 45.700 millones de euros del mismo periodo de 2013.

En total, en 2013, la mejora de la economía española y la mayor confianza en la misma llevó a los inversores extranjeros a inyectar un total de 88.981 millones de euros después de que en 2012 sacaran de España 173.191 millones de euros, reflejando entonces la inestabilidad de los mercados financieros y los rumores sobre el posible rescate de la economía española.

En abril, como consecuencia de las salidas de capital registradas, los activos netos del Banco de España frente al exterior se redujeron en 3.400 millones de euros, frente al aumento de 6.500 millones de un año antes, fundamentalmente por la evolución de los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema.

Las salidas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se produjeron por las operaciones realizadas en inversión de cartera y en inversiones directas. Estas salidas fueron superiores a las entradas registradas en la otra inversión y en derivados financieros.

Inversión directa. Concretamente, las inversiones directas dieron lugar a salidas netas de 200 millones de euros, al ser las salidas generadas por las inversiones directas de España en el exterior, que se situaron en 2.200 millones, más elevadas que las entradas originadas por las inversiones directas de los extranjeros en el país, por valor de 2.100 millones.

Por su parte, las inversiones de cartera registraron en abril salidas netas de fondos por importe de 17.300 millones de euros, debido a que las salidas originadas por las desinversiones del exterior en España, por valor de 8.500 millones, se sumaron a las salidas generadas por la inversiones de España en el exterior, que ascendieron a 8.700 millones de euros.

Por último, las operaciones con instrumentos financieros derivados originaron en el cuarto mes del año entradas netas de fondos por valor de 6.700 millones de euros, frente a las entradas de 900 millones del mismo mes del año anterior.

Sube el déficit por cuenta corriente. Por otro lado, la balanza por cuenta corriente registró un déficit de 9.900 millones de euros hasta abril, casi el doble (+83,3%) que en el mismo periodo de 2013, cuando este saldo negativo fue de 5.400 millones de euros. Además, este saldo negativo es un 20,7% superior al del mes de marzo, cuando el déficit se situó en los 8.200 millones de euros.

Según el banco emisor, esta evolución reflejó principalmente el aumento del déficit de la balanza comercial y de rentas y, en menor medida, del de transferencias corrientes, en contraste con el repunte del superávit de la balanza de servicios.

En concreto, el déficit de la balanza comercial se situó en los cuatro primeros meses en 6.500 millones de euros, un 66,6% más que en el mismo periodo de 2013, debido a que las importaciones se incrementaron más que las exportaciones (6,2% interanual frente a 3,1%, respectivamente).

La economía española registró hasta marzo una necesidad de financiación de 7.300 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2013, cuando la necesidad de financiación de la economía alcanzó los 3.100 millones de euros, un 115,4% más.

Menos billetes de 500 euros. El Banco de España también ha informado de que el número de billetes de 500 euros puestos en circulación ha caído un 12,5% en el mes de mayo y se ha situado en 77 millones de unidades, un millón menos que el importe registrado el mes pasado, con lo que se sitúan en niveles similares a los de 2005.

En importe, los billetes de 500 se han situado en 38.585 millones de euros, un 12,6% menos que un año antes y un 0,8% menos que el pasado mes de abril.

El efectivo total puesto en circulación por el Banco de España supone 54.834 millones de euros (51.067 millones de euros en billetes y 3.767 millones en monedas), un 15,5% menos que un año antes. En comparación con abril de 2014, el efectivo ha caído un 1,8%.

Por su parte, la cifra de billetes de 200 euros puestos en circulación se mantuvo en 12 millones, un 14,2% menos que un año antes. En importe, estos billetes sumaron 2.418 millones, un 14% menos que en mayo del año pasado.

De su lado, la cifra de billetes de 100 euros en el mercado se situó en 15 millones, un 54,5% menos que un año antes y un 11,7% menos que en abril de este año. Los billetes de 50 euros cayeron en términos interanuales un 0,3% en mayo, hasta 836 millones de unidades.

Billetes de 20 y 10 euros. En el caso de los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 23.946 millones y 8.831 millones de euros, respectivamente.

La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen, entre otros factores.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.