Lanzan un plan de generación con biomasa en las Islas Canarias

Esta ambiciosa iniciativa de Ence permitirá reducir los altos costes de la generación de las Islas y disminuir el uso masivo de combustibles fósiles de importación.

Biomasa.
Biomasa. / http://quenergia.com

Redacción. La Junta General de Accionistas de Ence celebrada el lunes, 30 de junio, ha aprobado el reparto de un dividendo de 0,08 euros brutos por acción, así como la entrega de 1 acción liberada por cada 32 en circulación procedente de la autocartera de la compañía. Este dividendo supone una rentabilidad para el accionista del 7%. “La transformación y la calidad de la gestión de Ence, nos han dotado de la suficiente fortaleza y solvencia para poder garantizar una retribución al accionista similar a la de ejercicios anteriores”, ha afirmado Juan Luis Arregui, Presidente de Ence.

Juan Luis Arregui dijo que Ence podrá aprovechar su potencial tecnológico y empresarial “en cualquier parte del mundo, como por ejemplo en Iberoamérica o en sistemas insulares que necesiten energía fiable, renovable y limpia. En este sentido estamos trabajando ya y hemos identificado interesantes oportunidades de inversión”.

Destacó el Presidente de Ence el ambicioso plan de generación con biomasa de Ence en las Islas Canarias, que supondrá una importante modernización del sistema eléctrico insular, al dotarse de sus primeras plantas de biomasa. Además, permitirá reducir los altos costes de la generación de las Islas y disminuir el uso masivo de combustibles fósiles de importación. En una primera fase, el Plan contempla el desarrollo de dos plantas en la Isla de Gran Canaria, con una potencia cada una de 70 MW, que estarán ubicadas en el Puerto de Arinaga y en el Puerto de Las Palmas.

El Consejero Delegado, Ignacio de Colmenares, destacó que “el bajo endeudamiento, la generación de caja y nuestra probada capacidad de reducir costes, nos ha dado la oportunidad de poner en marcha un ambicioso Plan de Recuperación de la Competitividad de nuestra compañía, que en 2016 nos llevará a recuperar el nivel de beneficios previo al cambio de regulación eléctrica”, lo que permitirá a Ence superar los efectos de la reforma.

En este sentido, el Plan contempla incrementar el EBITDA de Ence en 79 millones de euros entre 2014 y 2015, hasta alcanzar los 169 millones, a través de cuatro grandes capítulos de actuación: reducción de costes, inversiones para aumentar la eficiencia, reestructuración del mix productivo y el crecimiento en energía. Además, Ignacio Colmenares resaltó que las medidas de gestión del coste y aumento de eficiencia han comenzado ya a dar resultados: “ha permitido reducir el coste de producción en el segundo trimestre en 15 euros/tonelada en relación al primer trimestre de 2014, y esperamos terminar el tercer trimestre del año en niveles cercanos a los 370 euros/tonelada”, lo que muestra la buena marcha y la eficacia del Plan.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.