Arrestadas 15 personas por el robo y tráfico ilícito de más de 170 vehículos

El grupo tenía su base de operaciones en Madrid y Murcia y utilizaba medios electrónicos para robar los coches o bien se apropiaban de los que alquilaban con documentación falsificada.

Documentación incautada en la operación.
Documentación incautada en la operación.

Redacción. La Policía Nacional ha detenido a una quincena de personas por su presunta implicación en el robo y tráfico ilícito de más de 170 vehículos que, presuntamente, contaban con la participación de un agente de Policía Municipal de Madrid. El grupo estaba liderado por un individuo de nacionalidad húngara y tenía su base de operaciones establecida en Madrid y Murcia, según ha informa el Ministerio del Interior.

Un total de 15 personas han sido detenidas acusadas de pertenencia a organización criminal, robo, estafa, falsificación, receptación y revelación de secretos. Los arrestos se han producido en las localidades madrileñas de Fuenlabrada (cuatro), Griñón (tres), Madrid capital (tres), Arganda del Rey (dos), Velilla de San Antonio, Coslada y también en la localidad de Mazarrón (Murcia).

Los arrestados utilizaban sofisticados medios electrónicos para robar los coches o bien se apropiaban de aquellos que arrendaban con documentación falsificada de personas físicas y jurídicas.

La investigación se inició en el mes de agosto de 2013. Tras averiguar donde operaba el grupo y cuáles eran las dos vías que empleaban para apoderarse de los coches, los policías localizaron diferentes naves industriales en varias localidades madrileñas -Fuente el Saz del Jarama, Fuenlabrada, Mejorada del Campo y Coslada- donde almacenaban los vehículos una vez sustraídos, manipulaban los elementos identificativos de éstos y falsificaban las placas de matrícula y documentación para facilitar su salida al mercado.

Una vez dotados de su nueva identidad eran transportados al extranjero, en concreto a Hungría, donde se sacaban al mercado. A veces únicamente enviaban a este país la documentación falsificada del vehículo ‘clonado’ para registrar el coche y matricularlo en España como si fuese un turismo importado. Una vez manipulado, el turismo robado era comercializado en nuestro país o exportado al extranjero.

Por otra parte, la organización contaba con especialistas tanto en España como en Hungría, además de, presuntamente, con la participación de un agente de Policía Municipal de Madrid, que facilitaba datos sobre coches de interés y ayudaba a delatar la presencia de vehículos policiales camuflados usados precisamente en la investigación del caso.

Ante las sospechas de que el principal investigado iba a abandonar el país, los agentes procedieron a la explotación operativa de la investigación. Se han llevado a cabo 12 registros en Madrid y uno en Murcia donde se han incautado 24 vehículos en su mayoría de alta gama, entre ellos dos motocicletas de gran cilindrada.

Finalmente, se han intervenido 5.000 euros en efectivo, teléfonos móviles, material informático y abundante documentación que relaciona a los detenidos con los hechos que se le imputan y gran cantidad de útiles para la manipulación de los elementos identificativos de vehículos y la falsificación de documentos.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.