El ahorro tributará a un mínimo del 19% y un máximo del 23% a partir de 2016

Los tipos que gravan el ahorro bajarán en todos los tramos y lo harán en dos veces, una en 2015 y otra en 2016.

El ministro Montoro.
El ministro Montoro.

Redacción. Los rendimientos del ahorro pasarán a tributar a un mínimo del 19% y un máximo del 23%, cuando entre en vigor plenamente la reforma fiscal del Gobierno en el año 2016.

Así lo ha avanzado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha detallado las líneas generales de la reforma.

Los tipos que gravan el ahorro bajarán en todos los tramos, pero lo harán en dos veces, igual que los tramos del IRPF. Una parte entrará en vigor en 2015 y otra en 2016.

Así, el ahorro hasta 6.000 euros, que hasta este año tributaba al 21% pasará a tributar al 20% en 2015 y al 19% en 2016, el mismo nivel que había en el año 2011 antes de la subida fiscal.

Por su parte, el ahorro de entre 6.000 y 24.000 euros pasará del 25% de 2014 al 22% en 2015 y al 21% en 2016, también el mismo nivel que el registrado en 2011.

Por su parte, el ahorro de entre 24.000 y 50.000 euros pasará de tributar al 27% a hacerlo al 22% en 2015 y al 21% en 2016, mientras que el que supere los 50.000 euros pasará del 27% de este año al 24% en 2015 y al 23% en 2016.

Así, las rentas que no superen los 50.000 euros volverán a tributar al mismo nivel que el que existía en el 2011, mientras que las que superen esa cantidad tributarán algo más que hace tres años, cuando el tipo estaba también en el 21%.

Aportaciones limitadas. Por otro lado, Montoro ha anunciado que se limitarán las aportaciones máximas a los planes de pensiones, aunque no ha especificado los nuevos límites.

Actualmente, tal y como ha explicado el ministro, la limitación es de 10.000 euros para las personas de hasta 50 años y de 12.500 euros para los que superan esa edad, mientras que la aportación media no llega a 4.000 euros.

Montoro ha explicado que el tratamiento del ahorro a largo plazo, actualmente reducido a los planes de pensiones, se debería ampliar a otras figuras como los depósitos bancarios que se mantengan a más de cinco años y los seguros.

Nuevos instrumentos. De esta forma, la reforma incorpora nuevos instrumentos para pensando en los pequeños y medianos ahorradores, con la creación de un nuevo instrumento que les dará beneficios fiscales y será una alternativa, o incluso un complemento, a los planes de pensiones u otras formas de ahorro.

Así, los nuevos planes ‘Ahorro 5’ podrán adoptar la forma de cuenta bancaria o seguro, que garanticen la restitución de, al menos del 85% de la inversión. Los rendimientos generados disfrutarán de exención si la inversión se mantiene un mínimo de cinco años.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.