Felipe VI apela a recordar lo que nos une para construir el futuro de España

Tras jurar la Constitución y ser proclamado Rey, el monarca ha abordado en su discurso el pasado, presente y futuro del país, a la par que ha tenido palabras de agradecimiento hacia el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía.

El Rey jura la Constitución.
El Rey jura la Constitución.

EBN. El Congreso de los Diputados ha acogido este jueves, 19 de junio, la proclamación de Felipe VI como nuevo Rey de España. El nuevo monarca junto a su esposa, la Reina Letizia y sus dos hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, han llegado a la Plaza de las Cortes sobre las 10.25 horas tras recorrer en coche el espacio que separa el Palacio de la Zarzuela del Hemiciclo.

A su llegada, han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y juntos han escuchado el Himno de España. Posteriormente, el Rey Felipe VI, ya capitán general de las Fuerzas Armadas, ha pasado revista a las tropas instaladas junto a la fachada del edificio nuevo del Congreso de los Diputados. En total unos 850 militares de los Ejércitos de Tierra, Aire, Armada y Guardia Civil se han presentado ante el monarca, quien ha estado acompañado en ese instante por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez; el jefe del Cuarto Militar de la Casa de S.M. el Rey, Antonio de la Corte García y el teniente coronel del Ejército del Aire.

Los Reyes junto a sus hijas y el presidente del Gobierno escuchando el Himno de España.
Los Reyes junto a sus hijas y el presidente del Gobierno escuchando el Himno de España.

Después de los honores militares, los Reyes y sus hijas se han dirigido a la Puerta de los Leones, donde les esperaban los presidentes del Congreso y el Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero respectivamante. Tras posar para los gráficos, han subido la escalinata y han accedido al Congreso, donde sus Majestades han saludado, en el Salón de Isabel II, al presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos y al presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; y en el Salón de los Pasos Perdidos, a los miembros de las Mesas de ambas Cámaras.

Felipe VI pasa por primera vez revista a la tropas.
Felipe VI pasa por primera vez revista a la tropas.

Seguidamente se ha formado un cortejo de entrada al Hemiciclo, formado por los maceros de las Cortes Generales, las mesas del Congreso y Senado, los presidentes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, los presidentes del Congreso y Senado, el presidente del Gobierno, Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía y Sus Majestades los Reyes.

El cortejo ha entrado en el Hemiciclo y se ha situado en los lugares de respeto: a la izquierda de los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, y a continuación, el presidente del Tribunal Constitucional y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial; a la derecha de los Reyes, el presidente del Gobierno, el presidente del Congreso y el presidente del Senado. Desde la tribuna de honor, la Reina Sofía y su hija, Doña Elena, han contemplado el acto.

El Rey en un instante de su discurso.
El Rey en un instante de su discurso.

El presidente del Congreso de los Diputados ha abierto la sesión solemne de juramento y proclamación en la que el Rey ha jurado fidelidad a la Constitución Española y desempeñar fielmente su cargo, ante los diputados y senadores en sesión conjunta, como representantes de la soberanía del pueblo, acorde con la tradición constitucionalista española desde 1812. Posteriormente, ha sonado el Himno Nacional, a cuyo término Su Majestad el Rey Don Felipe VI ha pronunciado un emotivo discurso.

 

El monarca ha tenido inicialmente palabras de gratitud para su padre, el Rey Juan Carlos I, quien “hace casi 40 años, desde esta misma tribuna, manifestó que quería ser el rey de todos los españoles, y lo ha sido”, ha afirmado Felipe VI, quien no ha olvidado tampoco a la Reina Sofía, por “toda una vida de trabajo impecable al servicio de los españoles”. Al mencionar a los hasta ahora máximos representantes de la monarquía española, el Hemiciclo estalló en aplausos, dedicando una calurosa ovación a ambos.

La Reina Sofía, emocionada tras las palabras de gratitud de su hijo.
La Reina Sofía, emocionada tras las palabras de gratitud de su hijo.

El recién proclamado Rey ha recordado asimismo a los ciudadanos que abrieron camino a la democracia, a la “convivencia en libertad”, acercando distancias que parecían insalvables, y ha manifestado su compromiso con la Constitución y con los valores de “libertad, responsabilidad y tolerancia”, en los que él ha sido educado y en los que ahora forma a sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

“Comienza el reinado de un rey constitucional”, ha puesto de relieve el monarca, quien ha hecho hincapié en su firme propósito de atenerse a las funciones que constitucionalmente le han sido asignadas, respetando el principio de separación de poderes.

Sesión extraordinaria de las Cortes.
Sesión extraordinaria de las Cortes.

Felipe VI ha afirmado que desea ser un jefe de Estado leal y dispuesto a escuchar, a advertir y aconsejar y, por supuesto, a defender los intereses generales desde la “convicción personal de que la monarquía parlamentaria puede y debe ser un servicio fundamental” para todos los españoles.

Otro de los aspectos densamente tratados por el Rey en su discurso ha sido su disposición a estar cerca de su pueblo para ganarse su “aprecio, respeto y confianza”, así como a “velar por la dignidad” de la Corona, “preservar su prestigio” y que sea íntegra y transparente. “El Rey tiene que ser un referente y un servidor”, ha manifestado, rematando su argumentación en este punto asegurando que ahora comienza “una monarquía renovada para un tiempo nuevo”.

Felipe VI ha instado a “recordar lo que nos une y da fuerza y solidez para el futuro” para, acto seguido, traer a la memoria, entre los aplausos de los asistentes, a las víctimas del terrorismo, que perdieron la vida por defender la libertad y cuyo “recuerdo permanecerá en la memoria y en nuestro corazón”. Asimismo, ha apelado a nuestra obligación de mejorar y acrecentar el patrimonio colectivo de libertades y derechos que tanto ha costado conseguir.

La Reina Letizia tiene un gesto de cariño con el Rey tras el juramento y proclamación.
La Reina Letizia tiene un gesto de cariño con el Rey tras el juramento y proclamación.

También ha tenido el monarca palabras de reconocimiento para las personas “heridas” por la crisis económica, para las mujeres y para las instituciones públicas. Sobre estas últimas ha puesto de manifiesto la necesidad de revitalizarlas para conseguir que en sus acciones primen siempre los intereses generales, buscando acuerdos entre fuerzas políticas por el bien común y logrando así “que los ciudadanos y sus inquietudes sean el eje de la preocupación política”, que “los ciudadanos confíen en sus instituciones”.

Otro de los puntos más interesantes del discurso tras la proclamación ha sido en el que el Rey Felipe VI ha hecho referencia a su fe en la “unidad de España. Unidad que no es uniformidad”, ha puntualizado, para luego indicar que la “diversidad que nace de nuestra historia, nos fortalece y debe permanecer”, teniendo “esa interrelación de culturas y tradiciones la mejor expresión en el concierto de las lenguas objeto de especial respeto y protección, porque son vías para el conocimiento de los pueblos y puente de entendimiento”.

En este sentido, Su Majestad ha resaltado que en España “cabemos todos”, así como “todas las formas de sentirse español, porque los sentimientos deben comprender y respetar, convivir y compartir. Trabajemos todos juntos, cada uno con su propia posibilidad y enriqueciendo la colectiva”.

Aplausos para el nuevo Rey.
Aplausos para el nuevo Rey.

Sobre el futuro del país, Felipe VI ha hecho referencia a la necesidad de afrontar nuevos retos y desafíos para caminar hacia una “España renovada”. Entre esas asignaturas pendientes ha enumerado algunas, como impulsar las nuevas tecnologías, la ciencia, la investigación, la innovación, la creatividad y el emprendimiento, indispensables para “el crecimiento y asegurar el progreso y modernización de España y que nos ayudarán a ganar la batalla por la creación de empleo”. El medio ambiente, el afianzamiento del papel de la mujer y la cooperación internacional, son otros de los ámbitos de actuación en los que aún queda camino por recorrer según el nuevo Rey.

Por último, el monarca ha transmitido su compromiso con su país y ha agradecido el cariño que ha recibido de la sociedad española, a la que ha calificado como “madura y vital, responsable y solidaria, que está demostrando gran entereza”. “Tenemos un gran país. Somos una gran nación. Creamos y confiemos en ella”, ha sentencia el Rey Felipe antes de poner de manifiesto su deseo que los españoles estén “tan orgullosos de su nuevo rey” como su rey lo está de ellos.

El monarca ha saludado desde un coche descapotable a los ciudadanos.
El monarca ha saludado desde un coche descapotable a los ciudadanos.

Finalmente, el monarca se ha despedido dando las gracias en todas las lenguas que conviven en España.

Concluida la Sesión, Sus Majestades los Reyes y Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía han abandonado el Hemiciclo precedidos por los maceros y seguidos de los presidentes del Congreso y del Senado. Se han dirigido al Salón de Pasos Perdidos, donde han sido saludados por los portavoces del Congreso y Senado, los presidentes de las Comunidades Autónomas y los expresidentes de Gobierno.

Posteriormente, ha tenido lugar un desfile militar que los nuevos Reyes y sus hijas han presidido desde la escalera de la Puerta de los Leones. A su término, se han dirigido en coche desde el Congreso de los Diputados  hasta el Palacio Real de Madrid, escoltados por una sección de caballería de la Guardia Real.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.