Los niños, protagonistas en las jornadas de puertas abiertas del Tribunal Supremo

Actores darán vida a los Reyes Fernando VI y Bárbara de Braganza, habrá una gymkana de derechos y guiñoles en la obra 'Juicio al lobo'.

Fachada del Tribunal Supremo.
Fachada del Tribunal Supremo.

Redacción. Los niños se convertirán este sábado 14 de junio en los protagonistas del último día de jornadas de puertas abiertas en el Tribunal Supremo, que ha dedicado esta edición a la infancia coincidiendo con el 25 aniversario de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Los menores pondrán el broche final de unas jornadas que comenzaron el pasado jueves con la visita de un grupo de escolares de 6º de Primaria del Colegio Público San Juan Bautista y que han tenido una gran afluencia de ciudadanos que han querido conocer de cerca el trabajo del alto tribunal.

El Supremo organizará para este sábado visitas desde las 10.00 hasta las 14.00 horas, al igual que las realizadas el jueves y el viernes para acercar el edificio y su funcionamiento a los madrileños. Más de 2.500 personas se han acercado estos días al órgano judicial.

Eso sí, los visitantes se encontrarán con una novedad y es que los “dueños” del antiguo palacio, los Reyes Fernando VI y Bárbara de Braganza, les darán la bienvenida para trasladarles hasta el siglo XVIII, concretamente, a 1750, cuando la reina ideó la construcción de este edificio que fue concebido como un lugar de retiro en caso de que el monarca muriese antes que ella, algo que finalmente fue al revés.

El palacio se convirtió en convento, conocido como el de las Salesas, y en colegio-residencia donde estudiaban jóvenes adineradas, que se formaban desde los cuatro años hasta los 16 para casarse. Esos dos actores, caracterizados como reyes y acompañados por una monja novicia que toca una viola de gamba, representarán una escena en el Salón de Pasos Perdidos del Supremo en la que ofrecerán retazos de la personalidad del rey y de la reina, de su relación y de los aspectos más importantes de su reinado.

Juicio, Gymkana y teatro. La siguiente parada tendrá lugar en la Sala de lo Civil, donde otros dos actores darán vida a un juez y un fiscal para invitar a algunos niños a ponerse una toga y a subir al estrado para participar en la celebración de un juicio. Esta idea, que se plantea en el plan ‘Educando en Justicia’ del Consejo General del Poder Judicial, enseñará a los menores el trabajo del Supremo, órgano que nació con la Constitución de 1812 y, tras pasar por distintos lugares, se instaló en 1878 junto a otras dependencias judiciales en el Palacio de las Salesas.

Tras pasar por la llamada ‘Rotonda’, el despacho oficial del presidente del Tribunal Supremo y el Salón de Plenos, la visita finalizará en la escalera de honor donde otros dos actores, vestidos de época, despedirán a los visitantes. A los niños se les entregará un pasaporte para que participen en la gymkana que se organizará en la plaza de la Villa de París con un total de ocho pruebas -que representarán un derecho-. Tras pasar por cada una de ellas, los monitores pondrán un sello a la ‘Tarjeta de los Derechos’ de los pequeños.

Durante la mañana también podrán disfrutar de un teatro de guiñol que realizará dos pases -11,30 horas y 13,00 horas- del cuento que lleva por título ‘Juicio al lobo’ en la explanada que da a la fachada principal del Tribunal Supremo.

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.