La catedral de Santa María de Vitoria, en Álava, abre sus puertas tras 20 años en obras

El 8 de junio se celebrará una misa para celebrar la reapertura al culto de este templo edificado entre los siglos XIII y XIV.

El templo ha sido fruto de grandes reformas. / Foto: www.catedralvitoria.com
El templo ha sido fruto de grandes reformas. / Foto: www.catedralvitoria.com

Redacción. Este domingo, 8 de junio, tras 20 años en obras se reabre en la capital de Álava el culto religioso en la catedral de Santa María de Vitoria. Con una misa, que comenzará a las 12.00 horas, y a la que asistirán, entre otros, el lehendakari, Iñigo Urkullu y las consejeras Cristina Uriarte, Estefanía Beltrán de Heredia y Ana Oregi, se celebrará la vuelta a la actividad en el templo.

Según ha informado la Diócesis de Bilbao, el obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, presidirá una eucaristía que será concelebrada por el obispo de la capital vizcaína, monseñor Mario Iceta; el obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte; monseñor Juan Ignacio Arrieta, obispo alavés y secretario del Pontificio Consejo para los textos legislativos; el obispo auxiliar de Pamplona, monseñor J. Antonio Aznárez y dos enviados por la Nunciatura Apostólica, monseñor Santiago Wit y monseñor Javier González.

En la ceremonia intervendrán además el Coro Araba, la Orquesta Camerata Gasteiz, los organistas Sabin Salaberri y Floren Unzueta, y un coro formado por integrantes de coros parroquiales, dirigidos por Álvaro Ruiz de Escudero.

La celebración de la eucaristía seguirá el orden habitual del Día de Pentecostés, pero incluirá también la consagración del altar, ya que el actual conserva los pilares del anterior, pero la mesa de piedra es de nueva factura.

Historia. La antigua iglesia-Colegiata de Santa María de Vitoria fue consagrada como catedral en el año 1863 bajo la advocación de Santa María en su misterio de la Asunción. Desde entonces, sería la iglesia catedral de la Diócesis de Vitoria, que englobaba a las provincias de Álava, Gipuzkoa y Bizkaia.

Así fue hasta el año 1950, en que las provincias de Gipuzkoa y Bizkaia se separan de la Diócesis de Vitoria constituyéndose las de San Sebastián y Bilbao. Más tarde se agregaron a la Diócesis de Vitoria los enclaves de Orduña (Bizkaia) y el Condado de Treviño y la Puebla de Arganzón (Burgos).

En las dos últimas décadas, la catedral ha permanecido cerrada al culto, aunque abierta para dar a conocer su interior. El edificio es de los siglos XIII y XIV y cuenta con una planta de cruz latina, tres naves con amplio crucero, cabecera y girola.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.