El Gobierno aprueba un plan de impulso económico

Esta iniciativa del Ejecutivo movilizará 11.000 millones de euros para impulsar la economía y competitividad.

Soraya Sáenz de Santamaría
Soraya Sáenz de Santamaría.

Redacción. El Gobierno ha aprobado el viernes, 6 de junio, un plan de impulso económico y apoyo a la competitividad, que movilizará unos 11.000 millones de euros, 6.300 millones por la iniciativa público-privada, y otros 4.655 millones por la aportación de préstamos a través del ICO y otros organismos.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría destacó que las 40 medidas incluidas en el plan están dirigidas a desarrollar una estrategia conjunta para el segundo semestre de este año que permita la consolidación de la recuperación económica y amplíe sus efectos a todos los niveles, lo que exige, según destacó, avanzar en la mejora de la competitividad.

“Con este plan avanzamos en el cumplimiento de nuestro programa nacional de reformas. Junto con la consolidación fiscal y el saneamiento del sector financiero, nos centramos ahora en las reformas estructurales para mejorar el funcionamiento de los mercados y eliminar ineficiencias, respetando el objetivo de consolidación fiscal”, reiteró.

El plan aprobado tiene por objetivo aumentar la financiación de la economía productiva; mejorar la regulación de la financiación y la reestructuración de las empresas; favorecer el crecimientocon respeto” al Medio Ambiente; fomentar el funcionamiento competitivo de los mercados; apoyar la competitividad industrial; impulsar la I+D+i empresarial y fomentar la internacionalización de la economía española, según ha resumido la vicepresidenta.

Para garantizar que el crédito llega a pequeñas empresas y autónomos, el plan contempla que el ICO movilice este año 25.000 millones de euros, un 25% más de lo previsto y un 80% superior a lo que destinó en 2013, y que ponga en marcha un programa de garantía y avales para favorecer la concesión de préstamos a las pymes. Además, España destinará 800 millones a la Iniciativa Pyme de la UE, también con este mismo fin.

Esta iniciativa del Ejecutivo contempla, asimismo, cambios en la ley concursal para permitir que las empresas que están muy apalancadas, pero que son viables, puedan reestructurar sus deudas para que puedan seguir con su actividad y no se vean obligadas a echar el cierre. También se dará un nuevo impulso a la ley de garantía de unidad de mercado y se establecerá un plan de lucha contra el incumplimiento de plazos administrativos para los operadores económicos.

Entre las medidas de apoyo al sector comercial, el plan contempla la extensión de las zonas comerciales de gran influencia turísticas a grandes ciudades y la reducción de las comisiones de intercambio que pagan los comerciantes por aceptar pagos con tarjetas de crédito o débito.

Medidas para favorecer el crecimiento respetuoso con el medio ambiente, de apoyo al sector del automóvil, de mejora de las infraestructuras del transporte y de apoyo a la competitividad industrial, a la I+D+i y a la internacionalización empresarial son otras de las propuestas incluidas en el citado plan.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.