Mercedes Cebrián retrata en su novela ‘El genuino sabor’ los intentos de promocionar la ‘Marca España’ en el extranjero

El libro narra la historia de una joven que trabaja en diversas instituciones española en Europa y observa con cierta ironía sus nuevos cometidos.

Mercedes Cebrián.
Mercedes Cebrián.

Redacción. La escritora Mercedes Cebrián ha retratado en su nueva novela ‘El genuino sabor’, publicada por Literatura Random House, los intentos de promocionar la ‘Marca España’ en el extranjero a través de su protagonista Almudena, una filóloga que trabaja en diversas instituciones españolas en Francia y Reino Unido observando su funcionamiento.

No obstante, según ha explicado la autora, su intención no ha sido la de retratar “fielmente” estas instituciones en el extranjero, a pesar de haberlas conocido en varias estancias en otros países como Italia. “Es literatura y una metáfora ficcionada de lo que yo he entendido, no es una reproducción exacta”, ha matizado.

Así, Cebrián ha optado en esta novela por no abordar ninguna cuestión generacional, puesto que entiende que la literatura actual “no está obligada a contar los cuatro nichos de actualidad del momento”. “La literatura está en un momento en el que tiene que replantearse bastante, los escritores no tienen por qué concienciar con sus obras y no creo que vaya a aportar más si se lanzan a ello”, ha resaltado.

Para la escritora, los espacios de promoción de la cultura española que trata su libro se tratan de “microcosmos” en los que sus trabajadores lanzan acciones “intentando no ser casposos y dando una imagen que entienden como nueva, pero que también es institucional”.

“Siempre ha habido complejo español, en buena medida porque hay una colonización de Estados Unidos para desear lo anglosajón. Muchas veces se ha vendido España muy chuscamente y hay un problema de márketing, que creo que podría revertirse“, ha afirmado.

A partir de este punto, sitúa a su protagonista Almudena, una joven con ganas de viajar que llega a este mundo a través de un máster de gestión cultural y observa con cierta ironía sus nuevos cometidos. “Eres como una marciana que mira esa promoción, pero a su vez formas parte de ello porque te llevan como producto español“, ha señalado.

La joven filóloga irá confrontando sus costumbres y hábitos de vida con las personas que viven en sus lugares de residencia temporales (una ciudad francesa de provincias y Londres). La comida, el idioma o las relaciones de pareja desfilan entre los personajes generando en muchas ocasiones entre ellos confusión y extrañeza por la manera de resolver los asuntos del día a día. “Cuando vas fuera de España, sin querer te conviertes en embajador y es tu responsabilidad la imagen que se da”, ha destacado.

Por otro lado, ‘El genuino sabor’ otorga un protagonismo a la comida, generando por ejemplo enfados entre amigos por la utilización de comida ya caducada. Cebrián ha explicado sus intentos de trasladar a la obra su “preocupación por el despilfarro de alimentos”, además de considerar que con la comida “obtienes un montón de información de los sitios”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.