La historia de la dinastía de los Borbones en España

Desde Felipe V a Felipe VI han sido varios los reyes de la Casa Borbón que han ostentado la Corona en nuestro país. Hacemos un recorrido por todos ellos, recordando así el árbol genealógico de estos reales descendientes.

Retrato de Felipe V.
Retrato de Felipe V.

A.R.E. La Casa de Borbón empezó a reinar en España en el año 1700, con la coronación de Philippe de Bourbon, duque de Anjou, o Felipe V, ‘El Animoso’, como ha pasado a la historia de España. Éste nació en Versalles y fue el segundo de los hijos de Luis, Gran Delfín de Francia, y de María Ana de Baviera, y por tanto nieto del rey Luis XIV de Francia y María Teresa de Austria, infanta de España, aunque había renunciado a sus derechos al trono español para poder casarse con el rey francés.

Felipe V sucedió en el trono de España a su tío-abuelo, Carlos II, último monarca de la Casa de Austria en nuestro país, quien además murió sin herederos. ‘El Animoso’ fue rey desde el 16 de noviembre de 1700 hasta su muerte el 9 de julio de 1746, con una breve interrupción entre el 16 de enero y el 5 de septiembre de 1724. Ésta se debió a que Felipe V había abdicado en su hijo, Luis I, que falleció prematuramente el 31 de agosto de 1724 tras enfermar de viruela. Después de este periodo, el monarca, influenciado por su segunda esposa, Isabel de Farnesio (la primera, María Luisa de Saboya, había fallecido), volvió a tomar las riendas del país, de hecho, su reinado duró 45 años y tres días, siendo el más largo en la historia de España.

Fernando VI.
Fernando VI.

A Felipe V le sucedió su cuarto hijo con María Luisa de Saboya, Fernando VI de Borbón ‘El Prudente’ o ‘El Rey Justo’. Sus tres hermanos mayores habían fallecido: Luis, como se indicaba anteriormente, por enfermedad; otro a los pocos meses de nacer y un tercero, Felipe Pedro, pereció a la edad de seis años.

Fernando VI se casó con Bárbara de Braganza con quien no tuvo descendencia. La historia cuenta que ambos estaban tan enamorados que, tras la muerte de la reina en 1758 se agravó la salud del Rey hasta volverse completamente loco. El monarca reinó desde 1746 hasta 1759, año en el que su hermanastro, Carlos, primer hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio, ocupó el trono como Carlos III de Borbón, ‘El Político’.

El Rey Carlos III.
El Rey Carlos III.

Carlos III contrajo matrimonio en 1738 con María Amalia de Sajonia, hija de Federico Augusto II, duque de Sajonia y de Lituania y rey de Polonia. Tuvieron 13 hijos, aunque sólo siete llegaron a la edad adulta. Gobernó entre 1759 y 1788, momento en el que terminó la historia del reformismo ilustrado en España, pues el estallido casi inmediato de la Revolución Francesa al año siguiente provocó una reacción de terror que convirtió el reinado de su hijo y sucesor, Carlos IV, ‘El Cazador’, en un periodo mucho más conservador.

Carlos IV gobernó entre 1788 y 1808. Casado con su prima hermana, María Luisa de Borbón-Parma, (hija de Felipe, Duque de Parma) tuvieron 14 hijos -estuvo embarazada 24 veces-, pero solo siete pasaron la infancia. Entre ellos se encontraban Carlos María Isidro (fundador del Carlismo), así como Fernando VII, quien gobernó entre marzo y mayo de 1808 después de que su padre se viera obligado a abdicar en su persona por el levantamiento popular conocido como Motín de Aranjuez.

El monarca Carlos IV.
El monarca Carlos IV.

Tras este hecho, tuvo lugar la ‘encerrona’ de Napoléon, quien receloso ante el cambio de monarca, convocó a la familia real española a un encuentro en la localidad francesa de Bayona, donde Fernando VII, a quien los historiadores acabarían apodando el ‘Rey Felón’, devolvió la corona a Carlos IV el día 6 de mayo sin saber que, un día antes, su padre había pactado la cesión del trono en favor de Napoleón.

Se acabó pues la era de los Borbones, designando Napoleón como nuevo rey de España a su hermano, José Bonaparte, quien ejerció tal cargo entre el 6 de junio de 1808 y el 11 de diciembre de 1813. Fue entonces cuando el Tratado de Valençay devolvía al trono a Fernando VII quien recuperaba, de manos del propio Napoleón, todos sus territorios, propiedades y súbditos a cambio de firmar la paz con Francia, mantenerse neutral en la guerra contra los británicos y perdonar a los afrancesados o partidarios de José I.

Fernando VII.
Fernando VII.

Desde diciembre de 1813 hasta su muerte, el 29 de septiembre de 1833, Fernando VII fue Rey de España, sucediéndolo en el trono su hija Isabel II, fruto de su cuarto matrimonio con su sobrina, María Cristina de las Dos Sicilias. La pequeña sólo contaba con tres años por entonces, motivo por el cual su madre actuó como regente hasta que Isabel tuvo edad para gobernar. A los 16, se vio obligada a casarse con su primo carnal por partida doble, el infante don Francisco de Asís de Borbón, duque de Cádiz, con quien tuvo cinco niñas y un niño, el futuro Alfonso XII.

Sin embargo, muchos acontecimientos tenían que pasar en España hasta que su único hijo varón lograra gobernar. En 1868, la Revolución conocida como La Gloriosa obligó a la que pasaría a la historia como ‘Reina de los tristes destinos’, a abandonar España y exiliarse en Francia, donde le dio asilo Napoleón III y Eugenia de Montijo, y donde abdicó en favor de su hijo Alfonso.

La Reina Isabel II.
La Reina Isabel II.

El trono en España quedaba vacío y fue el príncipe Amadeo de Saboya, miembro de la realeza italiana, quien lo ocupó, convirtiéndose en Amadeo I de España. Cabe destacar que Amadeo también tenía sangre borbona, pues era hijo de Víctor Manuel II, rey de Italia, y de María Adelaida de Austria, bisnieta de Carlos III.

El gobierno del italiano solo duró dos años, concretamente del 2 de enero de 1871 al 10 de febrero de 1873, fecha en la que abdicó, proclamándose un día más tarde la I República, una experiencia corta, -de 1873 a 1874- caracterizada por la inestabilidad política y que finalizó con el pronunciamiento del general Arsenio Martínez Campos en Sagunto. Volvía a restaurarse la monarquía borbónica en la persona de Alfonso XII, hijo de Isabel II, apodado ‘El Pacificador’.

El monarca Alfonso XII.
El monarca Alfonso XII.

Don Alfonso reinó hasta su prematura muerte (solo tenía 27 años), víctima de la tuberculosis. Se casó en dos ocasiones, siendo sólo su segunda esposa, María Cristina de Habsburgo-Lorena, la que le dio descendencia: dos niñas, María de las Mercedes y María Teresa, y un hijo póstumo, Alfonso XIII, el que le sucedería en el trono tras la regencia de su madre, que duró hasta mayo de 1902.

El mayor error de Alfonso XIII fue dar su consentimiento para que, en un momento histórico delicado (1923), marcado por la crisis económica, las guerras y la enfermedad, el país quedara en manos del general Miguel Primo de Rivera, dándole la espalda la clase política cuando el monarca quiso tratar de reinstaurar la democracia.

Así las cosas, tras las elecciones municipales de 1931, el 14 de abril se proclama la Segunda República, decidiendo Alfonso XIII abandonar España para dirigirse a París.

El abuelo del Rey Don Juan Carlos, Alfonso XIII.
El abuelo del Rey Don Juan Carlos, Alfonso XIII.

Previamente, en 1906, el Rey había contraído matrimonio con Victoria Eugenia de Battenberg, hija del príncipe Enrique de Battenberg y la princesa Beatriz del Reino Unido, con quien tuvo seis hijos (fueron siete pero uno nació muerto): cuatro varones y dos hembras. Los dos mayores, Alfonso y Jaime, renunciaron a sus derechos al trono, siendo finalmente Juan, conde de Barcelona, el legítimo heredero al trono de España.

Antes de morir, víctima de una angina de pecho, Alfonso XIII renunció en 1941 a la jefatura de la Casa Real en favor de su hijo Juan, quien a su vez, hizo lo propio en 1977 en favor de su hijo Juan Carlos, fruto de su matrimonio con su prima, la princesa María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias.

Tras la Guerra Civil y la Dictadura de Francisco Franco, volvía a instaurarse la monarquía de los Borbones con Juan Carlos I, que el pasado 2 de junio abdicó en favor de su hijo Felipe, futuro Felipe VI.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.