La confianza del consumidor sube 2,9 puntos en mayo y se sitúa en niveles previos a la crisis

Este repunte del indicador, el tercero consecutivo, es consecuencia de la mejor valoración que hacen los consumidores sobre la situación actual.

El indicador de situación actual mejoró seis puntos en mayo respecto al mes anterior.
El indicador de situación actual mejoró seis puntos en mayo respecto al mes anterior.

Redacción. La confianza del consumidor subió 2,9 puntos en mayo en relación al mes anterior, hasta situarse en 84,9 puntos, alcanzando niveles similares a los obtenidos a mediados de 2007, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este martes 3 de junio por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En concreto, el indicador de situación actual mejoró 6 puntos en mayo respecto al mes anterior, hasta los 72,2 puntos, mientras que el indicador de expectativas descendió una décima, hasta los 97,6 puntos.

El repunte del indicador de situación actual se debe a la favorable valoración que hacen los consumidores sobre la evolución general de la economía (+7,2 puntos) y a una percepción más positiva de la situación de los hogares (+6,4 puntos) y de las posibilidades del mercado de trabajo (+4,3 puntos).

Asimismo, el retroceso mínimo del indicador de expectativas en 0,1 puntos refleja también la estabilidad de los tres componentes, pero con signos muy diferentes. Así, mientras que las expectativas de la situación económica general y de los hogares crecen 0,4 y 0,5 puntos, resptivamente, las de empleo registran un descenso de 1,1 puntos.

En comparación con el dato del mismo mes del pasado año, se registran avances “muy significativos”, ya que el alza de la confianza del consumidor alcanza los 34,1 puntos, con ganancias muy similares en términos absolutos para la valoración de la situación actual (+36,4 puntos) y de las expectativas (+31,8 puntos).

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Situación económica. En general, el 45,8% de los encuestados entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 32% no aprecia cambios y el 20,3% estima que ha mejorado. De cara a los próximos seis meses, el 33,4% de los entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor, frente al 34,4% que auguran un empeoramiento y el 25,6% que no espera cambios.

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 34,9% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 33,9% que cree que mejorará y el 23,2% que considera que permanecerá sin cambios.

Preguntados por si tienen en mente comprar una vivienda el próximo año, el 95,9% de las personas entrevistadas asegura que no y sólo el 3,6% planea adquirir una. Más de la mitad de los encuestados opina que el precio de la vivienda se mantendrá el próximo año, y el 24% cree que bajará.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.