El arte de Rocío Márquez y Rosa Torres-Pardo desembarca en tierras japonesas

Actuarán los días 4 y 6 de junio en el Instituto Cervantes y la embajada española en Tokyo y el día 7 en la ciudad de Manila.

Estas artistas fusionarán el flamenco y la música popular con las notas clásicas del piano.
Estas artistas fusionarán el flamenco y la música popular con las notas clásicas del piano.

P.C.G. Rocío Márquez no para. Terminada la grabación de su segundo disco de estudio ‘El Niño. Andando por los campos marcheneros’ y después de encandilar, entre otros, al público francés en una brillante actuación con Los Mellis y Miguel Ángel Cortés en el teatro de Cherbourg, la cantaora ha aterrizado en tierras japonesas, acompañada de la reconocida pianista Rosa Torres-Pardo, para realizar una pequeña gira con dos actuaciones en Tokyo y otra en Manila.

La primera de ellas tendrá lugar el miércoles 4 de junio en el Instituto Cervantes de la capital japonesa, donde la pianista y la cantante flamenca interpretarán su ya conocido espectáculo la ‘Suite Española’, en el que se unen el piano clásico y el flamenco personal de la cantante de Huelva para dotar de mayor libertad de expresión las composiciones de Granados, Albéniz o Falla.

La segunda, apenas dos días más tarde, el 6 de junio, a las 18:00 horas, en la embajada española en Tokyo en el estreno mundial del documental ‘Una rosa para Antonio Soler’, las artistas interpretarán las composiciones ‘Sonatas’ y ‘Fandango’ del documental, padre Soler. Monje del Monasterio del Escorial, es el máximo exponente de la música española del siglo XVIII y representa un puente entre el barroco y el clasicismo.

Rocío en un típico jardín japonés en Tokyo.
Rocío en un típico jardín japonés en Tokyo.

Es la primera vez que Rocío Márquez visita Japón y reconoce que “es un país con una cultura fascinante. Es muy interesante ver los contrastes que se perciben en Tokyo. Esas mezclas de rascacielos con templos y jardines inmensos poblados de naturaleza. La comida y la estética parecen de otro mundo”.

A quien sí conoce bien es a Rosa Torres-Pardo, con quien dice que “siempre es un lujo vivir experiencias de este tipo con Rosa, tanto en el escenario como fuera de él. Es una artista enorme que siempre consigue emocionarme. Es increíble como combina la técnica con tanta emoción. Hay pocos músicos clásicos que consigan transmitirme tanto. Además del lujo de disfrutarla, ir con ella me enseña muchísimo. Es uno de esos regalos que te da la vida”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.