La casa solar del équip VIA-UJI podría convertir Castellón en una red eléctrica inteligente

Esta iniciativa, basada en el aprovechamiento de las energías renovables, supondría un gran ahorro energético y monetario para los hogares y ofrecería soluciones ante los retos ambientales y sociales de la actualidad y del futuro.

La red eléctrica inteligente
La red eléctrica inteligente.

Redacción. El proyecto de construcción de la casa solar éBRICKhouse que está llevando a cabo el équipe VIA-UJI, integrado por alumnado, profesorado y colaboradores de la Universitat Jaume I (UJI) y de la VIA University College de Horsens (Dinamarca), se encuentra en su recta final tras dos años de intenso trabajo, antes de viajar a Versalles para participar en el Solar Decathlon, el certamen internacional de edificación sostenible entre universidades a partir del día 28 de junio.

Un reto que se inició con el objetivo de diseñar y crear una vivienda eficiente energéticamente, sostenible y autosuficiente, alimentada únicamente por la energía solar y controlada por un sistema domótico para optimizar el consumo y la distribución de la electricidad en la casa. Además de este propósito inicial, según el representante del estudiantado Eduardo del Olmo García, “el proyecto ofrece soluciones para rehabilitar edificios con la intención de generar energía fotovoltaica mediante la creación de una ‘smart grid’, es decir una red eléctrica inteligente que favorece la conexión solidaria entre estas viviendas y cuyo exceso de energía acumulado se comparte con otros edificios que lo necesiten y estén conectados en el mismo sistema”.

Este método se podría implantar en la ciudad de Castellón, según explica la responsable académica de l’équip VIA-UJI Teresa Gallego, interconectando los edificios, tanto privados como públicos con el sistema eléctrico de la plataforma del Tram ,que enlaza la UJI con el Grao, y que serviría de «eje principal de distribución de la energía eléctrica entre todos los edificios rehabilitados»

Asimismo, otra parte positiva del proyecto de la casa solar para Castellón es que también contempla la posibilidad de intervenir en construcciones inacabadas y estructuras abandonadas, aplicando los sistemas constructivos diseñados y ensayados en la éBRICKhouse. Este hecho permitiría, según Eduardo del Olmo, “la interconexión de estas edificaciones que podrían formar parte de una red de edificios inteligentes que hacen un uso más eficiente de la energía gracias a ese sistema bidireccional donde el usuario es un pequeño generador de electricidad y puede aportar sus excedentes a la red inteligente”.

Por otra parte, Teresa Gallego asegura que este proyecto, no sólo persigue desarrollar un prototipo de vivienda sostenible avanzada tecnológicamente, sino que al tener que pensar en su integración, como solución a problemas reales urbanísticos, podría ser aprovechado, al igual que ya han hecho algunos ayuntamientos como el de Vila-real (Castellón), para estudiar las zonas degradadas de la ciudad y darles soluciones que mejoren la integración social y el respeto por la naturaleza.

La puesta en marcha de esta iniciativa supondría un gran ahorro energético y monetario para los hogares y ofrecería soluciones ante los retos ambientales y sociales de la actualidad y del futuro. Un primer paso debería ser, asegura la responsable académica del proyecto, que fueran las instituciones públicas las que aplicaran las soluciones constructivas de la casa solar en sus propias sedes para incrementar el ahorro de la administración.

La principal característica del prototipo diseñado y construido por équipe VIA UJI es el aprovechamiento de las energías renovables, en especial la solar, gracias a los orientadores que siguen las radiaciones solares. En este sentido, la correcta orientación para asegurar el calentamiento, así como la ventilación necesaria según la época del año, aplicando estrategias bioclimáticas, aseguran bajo consumo de energía, explica Teresa Gallego.

No obstante, el proyecto de casa solar incluye otras características que mejorarían el rendimiento energético de las viviendas como los cerramientos multicapas que facilitan la adaptación a cada zona climática según el espesor del aislamiento, al tiempo que permiten agilizar los trabajos de rehabilitación por su fácil transporte y colocación. La responsable académica del proyecto recuerda que son los estudiantes los que en 10 días tienen que montar todos los elementos del prototipo.

Otro objetivo de esta iniciativa es promocionar el uso de la cerámica como solución sostenible, “dado que en la actualidad su industria está totalmente concienciada y porque el desarrollo tecnológico se dirige hacia el reaprovechamiento de sus propios residuos, como son los materiales de revestimiento en las fachadas ventiladas”, asegura la responsable académica del équipe VIA-UJI.

Gallego explica que era primordial para este proyecto el uso de productos que existieran en el mercado, por lo que la intervención del grupo de trabajo se ha centrado más analizar las soluciones y proponer mejoras con el fin reducir el consumo de energías. “En algunos casos se han pensado en soluciones muy innovadoras que ni el propio mercado se ha arriesgado a desarrollar”, afirma la responsable académica.

Para Gallego, los aproximadamente 20 estudiantes del equipo han demostrado su preparación y capacidad profesional en el estudio y el aprendizaje continúo en desarrollo e innovación para el sector de la edificación proponiendo soluciones ante los problemas habituales de la construcción, con el apoyo del grupo de investigación de la UJI, concluye.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.