La princesa Ana de Inglaterra sube los 234 escalones de la Torre de Hércules en A Coruña

Da así término a su visita a España durante la cual ha asistido a una conferencia internacional sobre navegación y seguridad marítima.

Intervención de la princesa Ana.
Intervención de la princesa Ana en la conferencia sobre navegación.

Redacción. La princesa Ana de Inglaterra se ha interesado por los vínculos entre A Coruña y Reino Unido y ha subido los 234 escalones de la Torre de Hércules, en su visita a la ciudad herculina coincidiendo con su presencia en la XVIII Conferencia de la IALA (Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación Marítima y Autoridades de Faros).

Su sencillez -reflejada también en su vestimenta, una chaqueta blanca combinada con una falda azul- y su cercanía han caracterizado su estancia en la ciudad, donde, tras pasar la noche en un hotel próximo al Palacio de Congresos y Exposiciones de A Coruña (Palexco) -donde se celebró la Conferencia de la IALA- asistió a algunas de las ponencias de este evento.

La “puntualidad” ha sido otra de las características de la agenda que tenía fijada para este viernes 30 de mayo. Así, llegó, según el horario previsto, en torno a las 8.50 horas a Palexco, donde fue recibida por las autoridades, entre ellas la consejería de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato; el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira y el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

Allí, asistió a varias de las intervenciones previstas, antes de ser ella la que tomó la palabra como presidenta de honor del organismo responsable de las ayudas a la navegación en Inglaterra, ‘Trinity House’, que conmemora su 500 aniversario.

En su intervención, consideró “crucial” ahondar en una “mejor comprensión” en el uso de la tecnología para mejorar la seguridad de los navegantes y subrayó la importancia de la misma tanto para garantizar una mejor navegabilidad en “cargueros grandes” como por las “embarcaciones de ocio”.

Posteriormente, tras un receso, asistió a nuevas intervenciones y realizó un recorrido por los diferentes stands de las empresas participantes en la Conferencia de la IALA, intercambiando impresiones con algunos de sus miembros.

Recepción en el Ayuntamiento. Minutos después, en coche oficial, se dirigió al Ayuntamiento de A Coruña, donde una veintena de personas la esperaban. Ya en el interior, junto al alcalde, Carlos Negreira, firmó en el libro de oro de la ciudad y visitó el salón de plenos. También se interesó por los vínculos históricos entre esta ciudad y Gran Bretaña.

Como recuerdos, el regidor le hizo entrega, entre otros, de un libro sobre el faro romano; una Torre de Hércules de plata; una publicación sobre el sepulcro de Sir John Moore y otro sobre el abuelo de la princesa, Jorge VI, y la ciudad herculina.

Visita a la Torre de Hércules. Un cuarto de hora después, sobre las 13.00 horas, acudió a la Torre de Hércules, entre otros, junto al regidor y el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, ante el interés mostrado por la princesa de conocer el faro romano, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Además de visitar el museo situado en la parte inferior, subió los 234 escalones de la Torre de Hércules. En su visita, también se le explicó la leyenda de “la piedra del destino”, según la cual esta piedra, utilizada en la coronación de reyes escoceses e ingleses, viajó hasta allí desde tierras coruñesas.

Sobre las 14.00 horas, la princesa Ana de Inglaterra se marchó en su coche oficial, concluyendo así una agenda de aproximadamente cinco horas en la ciudad herculina.

Persona “cordial”. En declaraciones a los periodistas, el regidor coruñés ha subrayado que, en su visita, a la princesa “le ha llamado la atención que mantenemos muchas cosas en común”, ha señalado sobre A Coruña y Reindo Unido y en alusión, entre otros, al general británico Sir John Moore. También ha destacado el interés que ha mostrado por la Torre de Hércules.

De la princesa, ha dicho que es una persona “muy cordial y sencilla”. También ha considerado “muy positivo” para la ciudad esta visita para su proyección turística y la del faro romano.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.