Intervenidos cerca de 420.000 medicamentos y más de 2.000 viales falsificados o importados de forma ilegal

La Guardia Civil ha participado en la ‘Operación Pangea’ contra la salud pública que ha sido coordinada por la Interpol.

Lucha contra el contrabando de medicamentos.
Lucha contra el contrabando de medicamentos. / http://dulcexerach.blogspot.com.es

Redacción. La Guardia Civil, en una operación contra el tráfico ilícito de medicamentos coordinada por la Interpol en todo el mundo, ha intervenido un total de 419.598 comprimidos de medicamentos falsificados o importados de manera ilícita, así como 2.008 viales falsificados, y que se comercializaban en Internet.

Según ha informado el Instituto Armado, han sido detenidas 17 personas y se han realizado 136 intervenciones, entre registros de equipajes e inspecciones de paquetería en aeropuertos (75 en el aeropuerto de Madrid, 53 en el de Barcelona, tres en el de Valencia y cinco en el de Palma de Mallorca).

Asimismo, se han llevado a cabo 245 inspecciones en distintos establecimientos, y se han localizado 113 páginas web donde se publicitan, ofertan o distribuyen ilegalmente medicamentos.

En el marco de la ‘Operación Pangea’, los agentes han actuado contra la distribución irregular de estos productos en Internet, sobre su entrada ilegal a través de puntos habilitados. Además, se han realizado inspecciones administrativas en puntos de distribución no autorizada

La operación policial se inició en 2008 por parte de la Organización Mundial de la Salud. Con una periodicidad anual se ha ido desarrollando cada vez en más países con la colaboración de diversas organizaciones internacionales y del ámbito privado del sector del medicamento.

En total, se han seleccionado y comunicado a la Interpol un total de 113 direcciones de páginas web desde donde se publicitan, ofertan o distribuyen ilegalmente medicamentos. Según la Benemérita, los más ofertados son los indicados para el tratamiento de la disfunción eréctil, vigorizantes sexuales, adelgazantes y abortivos. De estas páginas web, 66 aparecían asociadas a dominios o servidores españoles.

Asimismo, se han iniciado un total de 17 operaciones policiales sobre venta y distribución irregular de medicamentos vía paquetería postal (productos adelgazantes, de tratamiento de la disfunción eréctil, así como anabolizantes), de las cuales 12 continúan abiertas.

En esta operación, al igual que en otras ediciones de la ‘Operación Pangea’, Asia ha sido la principal región de origen de los envíos. Entre los países más destacados figuran especialmente India y China, seguidos de Malasia y Rusia. Los envíos recibidos desde América partieron desde Paraguay y República Dominicana, y, por último, desde África consta Mali y Qatar.

En el marco de la ‘Operación Pangea’, los agentes han realizado 245 inspecciones en distintos establecimientos (gimnasios, herbolarios, sex-shops, para-farmacias y ventas de alimentos de dietética) para detectar la venta de productos que han sido objeto de alerta sanitaria por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Asimismo, se han formulado 145 actas de infracciones administrativas y se ha detenido a cuatro personas por sendas infracciones penales. Además, se han inmovilizado 37.718 dosis de medicamentos ilegales, 379 envases que contenían medicamentos ilegales y se han incautado otros 479 envases y 529 dosis de medicamentos.

Según ha señalado la Guardia Civil, la propaganda, venta y suministro de medicamentos fuera de los canales autorizados “se está convirtiendo en una actividad delictiva global, constituyendo un riesgo para la salud mundial y ligada, en muchos casos, a la delincuencia organizada de carácter transnacional”.

Las principales conductas asociadas a estos ilícitos son: elaboración clandestina, importación ilegal, desvío de medicamentos de los canales regulares de distribución, falsificación de medicamentos y distribución irregular de estos productos.

Todas estas conductas están tipificadas como delitos tanto en el Código Penal español como en la Ley de Contrabando, así como infracciones administrativas contempladas en la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios y en la normativa complementaria.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.