Sustituir helados por yogures congelados y golosinas por fruta seca ayuda a las embarazadas a tener antojos saludables

Los antojos forman parte de los síntomas de un embarazo y, aunque actualmente no hay evidencia científica de las causas que los provocan, se cree que se deben a cambios hormonales en las embarazadas que les provocan que tengan una mayor sensibilidad olfativa y gustativa y, por tanto, rechacen ciertos alimentos o tengan necesidad por comer otros.

Los antojos abarcan toda clase de alimentos.
Los antojos abarcan toda clase de alimentos.

Redacción. Sustituir helados por yogures congelados bajos en grasa y golosinas por fruta seca ayuda a las embarazas a tener antojos saludables y, por ende, a controlar su peso y a cuidar su salud bucodental y la del bebé, íntimamente relacionada con la de la madre.

Así lo ha señalado el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, con motivo de su apoyo a la ‘II Campaña Salud Oral y Embarazo’, organizada por el Consejo General de Colegios de Dentistas de España bajo el lema ‘Sonrisas Sanas. Antojos Saludables‘.

En concreto, los antojos abarcan toda clase de alimentos, desde frutas o pepinillos en vinagre hasta helados, dulces o chocolate. En este sentido, los expertos han avisado de que en la alimentación de una embarazada abusar de los alimentos con un alto valor energético y mucha azúcar y/o grasa aumenta el riesgo de incrementar “innecesariamente” el peso.

Por ello, los dietistas han aconsejado que antes de tomar frutas con nata, se cambie ésta por un yogur cremoso bajo en grasa; se opte por chocolate negro y por las galletas bajas en grasa y azúcar; y se cambien los aperitivos salados por frutos secos tostados y sin sal o por brochetas de zanahoria, pepino cortado o tomate ‘cherry’ con queso cremoso bajo en calorías.

Asimismo, en el caso en el que los antojos sean dulces o bollería, los expertos han recomendado sustituirlos por pan integral con mermelada, y mezclar cereales de avena con albaricoques secos picados y un poco de canela para evitar comer cereales muy azucaradas.

“Son muy frecuentes los antojos en el embarazo, por lo que es necesario concienciar a las mujeres de que pueden paliarlos a través de comidas sanas y “no sólo de dulces”, ha aseverado la presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, Alma Palau.

Finalmente, la organización ha elaborado un decálogo de antojos saludables en el que recomiendan a las embarazadas darse un gusto “de vez en cuando”; hacer ejercicio para “distraer” el hambre; apoyarse en los familiares y amigos para compartir las “preocupaciones” y, así, evitar los atracones de dulces; realizar una compra saludable; hacer todas las comidas del día; tener siempre en casa fruta y verdura fresca lista para consumir; y tomar raciones pequeñas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.