Las empresas españolas mejoran los plazos de pago y se acercan a la media europea

Durante los tres primeros meses del año, la demora se situó en 16,44 días, 1,57 días más que el plazo medio de los países de la UE.

La deuda se reduce. / Foto: pixabay.com
La deuda se reduce. / Foto: pixabay.com

Redacción. El retraso medio en los pagos de las empresas españolas durante el primer trimestre del año se situó en 16,44 días, una cifra que está cada vez más cerca de la media en Europa, que se sitúa en 14,87 días, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas en Europa realizado por Informa D&B.

De hecho, España es el país que más redujo sus plazos en el primer trimestre: 1,35 días respecto al trimestre anterior y 2,86 días en el último año. La distancia con la media europea queda así en 1,57 días, la más baja registrada desde 2010.

Según la directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, la diferencia en el comportamiento de los pagos con Europa se ha recortado, tanto por la reducción del retraso medio español desde 2011 como por el incremento que ha sufrido la demora media en Europa, que ha pasado de 13,22 días a finales de 2012 a 14,87 en los primeros tres meses de 2014.

En el último trimestre, la media europea ha descendido ligeramente respecto al anterior, 0,13 días menos, gracias en gran medida al comportamiento de España, ya que la mayoría de los países han incrementado sus plazos. Así, España es el único país con una mejora clara y continua desde hace un año acercándose al Reino Unido, cuyo retraso es de 16,32 días, 1,18 más que en el primer trimestre de 2013.

Por encima de la media europea también se encuentran Portugal, con 32,57 días; Italia, con 21,53 días; e Irlanda, con 17,86 días. Estos países, a diferencia de España, mantienen una tendencia al alza, sumando 1,28, 2,78 y 1,83 días desde hace un año, respectivamente.

Por su parte, Alemania, con 6,40 días; Países Bajos, con 9,42 días; y Bélgica, con 11,13 días, son los que mejor se comportan, aunque sus cifras están algo por encima de las del primer trimestre del 2013. Francia se sitúa por debajo de la media europea, con 11,76 días de demora, lo que supone una ligera reducción de 0,50 días.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.