El Parque de la Naturaleza de Cabárceno desarrolla un programa de reproducción de guepardos

La llegada de una camada de cinco machos este enclave de Cantabria procedentes de un zoo de Suecia, primer paso de este proyecto.

Guepardos.
Guepardos llegados del zoo sueco de Boras.

Redacción. El Parque de la Naturaleza de Cabárceno desarrollará un programa de reproducción de guepardos. Así lo ha anunciado el director general de Turismo del Gobierno de Cantabria, Santiago Recio, que ha visitado este jueves 22 de mayo el recinto habilitado en el parque para acoger a los cinco guepardos llegados desde el zoo de Boras (Suecia).

La camada de cinco ejemplares macho, de 18 meses, ha estrenado un espacio de 4.062 metros cuadrados que la empresa pública Cantur ha construido en el centro del parque, con una inversión de 60.000 euros.

El recinto está especialmente acondicionado para los felinos y cuenta con tres miradores que permitirán que los visitantes “puedan disfrutar cómodamente de la contemplación de los guepardos”, ha explicado Recio.

El director general de Turismo, acompañado del director de Cabárceno, Carlos Recio, y del veterinario Miguel Celada, ha señalado que la llegada de los animales representa “un hito”, ya que el parque no contaba con ejemplares de esta especie.

“La incorporación de los guepardos es importante no sólo desde el punto de vista turístico y de sumar atractivos a la oferta de la instalación, sino que también representa un paso más en la labor de salvaguarda de especies en peligro de extinción por la que destaca Cabárceno”, ha destacado.

Recio ha anunciado que la idea es “contar a medio plazo con hembras e iniciar un programa de reproducción”. En este sentido, ha destacado la faceta científica desarrollada en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, cuyos resultados “son ejemplo a nivel mundial”, tanto en lo que se refiere a la labor de protección de especies amenazadas como a la reproducción en cautividad y el estudio de programas científicos.

Buena adaptación. La adaptación de los cinco guepardos en su primer día en el parque “está siendo buena y todo ha salido perfecto”, según ha explicado Miguel Celada.

El veterinario ha señalado que la camada cuenta “con un recinto acondicionado y pensado para que se sientan cómodos, con cobijos naturales para que se protejan de la lluvia y el frío, que, a priori, es lo que más les puede molestar”.

En este sentido, Celada ha señalado que el equipo veterinario y de cuidadores del parque está preparado para llevar a cabo un “manejo especial” de los animales cuando llegue el invierno y “no tendrán problemas”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.